Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

EEUU / La inflación subyacente cede una décima en febrero

Publicado el 12/03/2019

Descargar documento completopdf

La inflación mantiene una leve tendencia de moderación, en gran medida, debido a la ausencia de presiones por el lado de las partidas menos volátiles. Las perspectivas actuales no contemplan un aumento significativo de la subyacente en el corto plazo, lo que reafirma el tono dovish de la Fed.

 

La inflación descendió una décima en febrero hasta el 1,5%, mínimo en dos años y medio, manteniendo una tendencia de moderación que sigue estando caracterizada por el abaratamiento de la energía y por una inflación subyacente que se mantiene ultra estable en el rango 2,1%-2,2% por 7º mes consecutivo (se situó en el 2,1% en febrero).

De hecho, el leve descenso de la general en febrero se concentró en las partidas menos volátiles del IPC. Destacan las presiones desinflacionistas de servicios de transporte (debido a la moderación en los precios de las tarifas de aseguradoras y al continuo descenso en las tarifas aéreas), vestido y calzado (retoma tasas interanuales negativas) y de bienes para cuidados médicos (caen con más intensidad). Estas presiones en agregado han servido para compensar la subida de la partida de más peso en el IPC: vivienda repuntó dos décimas hasta 3,4% interanual, después de haberse mantenido estable y en niveles modestos en los cuatro meses anteriores.

La partida de energía cayó con algo más de intensidad (-5,0% vs -4,8%) y volvió a restar 0,4 p.p. a la interanual de la inflación general. Curiosamente, el precio de la gasolina cayó a un menor ritmo (-9,1% vs
-10,1%); mientras que las partidas de servicios energéticos volvieron a ser desinflacionistas, donde el precio del gas volvió a caer en términos interanuales (el aumento de la oferta y la acumulación de inventarios están lastrando los precios en las últimas semanas).

El dato de febrero se encuentra en línea con nuestro escenario, mientras que el precio del petróleo se ha mantenido en las últimas semanas en torno a los niveles que esperábamos, por lo que no es necesario realizar cambios en nuestras previsiones de corto plazo para la inflación: en principio, no esperamos que la general descienda de forma significativamente desde el 1,5% actual, teniendo en cuenta que el abaratamiento de la energía no se va a intensificar si el precio del WTI se mantiene estable en los niveles actuales. Por el lado de la subyacente, no se percibe un repunte significativo desde el rango actual, teniendo en cuenta que la moderación en los costes laborales unitarios y en las medidas tendenciales disponibles, sobre todo, en un contexto de menor dinamismo del conjunto de la economía. El dato de febrero, sobre todo, el descenso de la subyacente, reafirman la intención de la Fed de tomarse un descanso en su proceso de endurecimiento de su política monetaria.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal