Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

EEUU / La inflación se modera con fuerza en septiembre por culpa de la energía

Publicado el 15/10/2018

Descargar documento completopdf

La energía aporta mucho menos a la inflación y explica la mayor parte de la moderación de la general en septiembre; mientras que la subyacente se mantiene estable y se han moderado las presiones alcistas de la primera mitad del año.

La inflación descendió en septiembre hasta 2,3% desde 2,7%, principalmente, debido a las menores tasas de crecimiento de la partida energía: ha pasado de aportar 0,7-0,8 p.p. a la interanual del IPC durante los meses del verano a sumar en septiembre 0,3 p.p. En concreto, el precio de la gasolina está creciendo a tasas del 9% interanual, frente a ritmos por encima del 20% en meses anteriores; mientras que los precios de electricidad (-1,2% vs -0,5%) y gas (-1,2% vs 0,1%) continúan cayendo.

Por su parte, la inflación subyacente (excluye energía y alimentos) se mantuvo estable en el 2,2% por segundo mes consecutivo; lo que contrasta con la tendencia alcista registrada en la primera mitad del año (pasó del 1,8% de enero al 2,4% de julio). Entre partidas, solo destaca la moderación del componente de vivienda, cuya tasa interanual se ha mantenido estable en el rango (3,3%-3,5%) en los últimos meses y, por tanto, no refleja grandes presiones alcistas.

El dato de septiembre no ha sorprendido nuestras expectativas y el precio del barril West Texas se ha mantenido más contenido que el de Brent (en torno a 75$ en lo que llevamos de octubre), en línea con nuestras previsiones, por lo que mantenemos sin cambios nuestro escenario para la inflación: esperamos que la general aumente levemente en el corto plazo (2,5% estimado para octubre) y que cierre el año en el rango 2,2%-2,4%. Por su parte, la subyacente sí ha sorprendido levemente a la baja en septiembre, pero la fortaleza del mercado laboral y del conjunto de la economía sugiere que su tendencia seguirá siendo, gradualmente, al alza. En cualquier caso, no parece que el registro de septiembre vaya a influir en la Fed: el mercado da casi por hecha la próxima subida de tipos en diciembre.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal