Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

EEUU / La inflación se mantiene contenida en abril

Publicado el 13/05/2019

Descargar documento completopdf

La inflación sigue sin dar señales de presiones alcistas y tan solo se percibe en abril un repunte significativo en las partidas energéticas. En el corto plazo, no esperamos que continúe aumentando, ya que la mayor parte del impacto de la subida del precio del petróleo se ha quedado atrás.

 

La inflación aumentó en abril en una décima hasta el 2,0%, de nuevo, debido al aumento en la partida de energía, que retomó ritmos interanuales positivos (1,7%) y que volvió a contribuir de forma positiva al IPC interanual (0,1 p.p.). Detrás del registro se encuentra el repunte en el precio del petróleo (61,59 $/barril WTI en abril; +5,8% mensual) y su traducción en unos precios de la gasolina más elevados (3,1% interanual según la partida de IPC).

La subyacente se mantuvo prácticamente estable en abril (2,06% vs 2,04%) y sigue sin transmitir presiones alcistas: se ha mantenido ultra estable en el estrecho rango de 2,0%-2,2% desde agosto de 2018 y hay que fijarse en el segundo decimal para observar los cambios respecto al mes de marzo. El análisis por componentes señala que el leve aumento de la vivienda (3,45% vs 3,37%) compensó el descenso en los componentes de vestido y calzado y, en menor medida, tabaco y derivados (ver tabla).

El repunte inicial en el precio del petróleo tras las nuevas sanciones a Irán parece haberse quedado ya atrás y no esperamos un incremento significativo en las próximas semanas, por lo que mantenemos sin cambios nuestro escenario de inflación para los próximos meses: bajo un escenario en el que el precio del WTI se mantiene levemente por encima de 60 $/barril, la general descenderá en el corto plazo debido al menor crecimiento de energía y solo esperamos un aumento relevante a finales de año (podría volver a situarse por encima del 2,0%). Por su parte, la inflación subyacente se mantendrá en el rango actual durante el resto del año. La fortaleza del dólar y el descenso en el índice de costes laborales en el 1T19 sugiere que las presiones sobre la subyacente son a la baja (ver gráfico), si bien el impacto de las medidas proteccionistas adicionales presionará el precio de los bienes al alza.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal