Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

EEUU / La inflación permanece estable en septiembre

Publicado el 11/10/2019

Descargar documento completopdf

La inflación se mantiene en el estrecho rango de los últimos meses, mientras que la subyacente frena la tendencia alcista y permanece en el 2,4%. En el corto plazo, esperamos que el precio del petróleo se modere y que la energía siga siendo un lastre para la inflación general.

 

La inflación permaneció estable en el 1,7% por segundo mes consecutivo, de tal manera que se mantiene en el estrecho rango de 1,6%-1,8% en que ha permanecido durante los últimos cinco meses. La subyacente también se mantuvo estable en el 2,4%; en este caso, frenando la sorprendente tendencia al alza de los meses anteriores (ha repuntado en 0,4 p.p. en apenas cinco meses).

La partida de energía volvió a ser desinflacionista en septiembre, si bien restó lo mismo a la tasa interanual de la general que en el mes anterior (-0,4 p.p.), lo que explica en gran medida que la inflación permaneciera estable. La partida de gasolinas intensificó el ritmo de caída (-8,2% vs -7,1%), pero los componentes de servicios energéticos cayeron algo menos y compensaron lo anterior.

Entre las partidas subyacentes, el aumento en vivienda (3,5% vs 3,4%) no fue muy relevante (permanece estable en el 3,3%-3,5% desde principios de año) y se compensó con el resto de componentes. Mención especial merecen las partidas de bienes no energéticos, que han venido aumentando durante los últimos meses desde tasas interanuales negativas y que explican la mayor parte del aumento de la subyacente estos meses atrás. Además, su incremento se ha asociado a los efectos indirectos de las subidas arancelarias de la administración Trump. En septiembre, permanecieron estables en términos agregados (algunos subcomponentes retomaron tasas negativas), por lo que habrá que esperar a próximos meses para saber si continúan presionando al alza.

En las últimas semanas, el precio del crudo ha retomado los niveles anteriores al ataque en los yacimientos de Arabia Saudí (52,6 dólares en el caso del barril WTI, la referencia estadounidense). Además, la Agencia Internacional de la Energía ha rebajado en unos 5 dólares/mes sus estimaciones para los próximos meses, bajo la expectativa de un incremento en los inventarios de petróleo, al menos, en la primera mitad del próximo año. De esta manera, considerando que el precio del WTI se sitúe en 52,3 en media en los próximos 9 meses, esperamos que la inflación general retome tasas por encima del 2,0% a partir de diciembre y durante toda la primera mitad de 2020. Por su parte, la subyacente se mantendrá en torno al 2,3%-2,4% en los próximos meses.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal