Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

EEUU / La inflación parece haber tocado techo

Publicado el 13/08/2018

Descargar documento completopdf

La inflación general permaneció estable en julio y todo apunta a que habría tocado los máximos de este año. Por el contrario, la subyacente mantiene una gradual tendencia al alza, impulsada, en esta ocasión, por la partida de mayor peso en la cesta de IPC: la vivienda.

 

La inflación general se mantuvo estable en el 2,9% en julio, después de haber venido aumentando durante toda la primera mitad del año desde el 2,1% de enero. Por su parte, la subyacente (excluye energía y alimentos) aumentó en una décima por tercer mes consecutivo, para situarse en el 2,4% interanual, máximo en la expansión actual.

La partida de energía se mantuvo creciendo a ritmos del 12% interanual en julio por tercer mes consecutivo: el continuo aumento del precio de la gasolina (25,4% interanual vs 24,3%) se está viendo compensado por el descenso en electricidad y gas (-1,0% vs -0,6%, de forma conjunta). En próximos meses, bajo la hipótesis de que el precio del barril de petróleo West Texas (referencia americana) se mantendría en torno a los niveles actuales (por debajo de 70$, en torno a 15$ más barato que hace un año), la partida de energía se moderará durante la segunda mitad del año.

Entre los componentes de la subyacente, la mayor parte del aumento de julio se produjo en la partida de vivienda (3,5% vs 3,4%), reflejando las tensiones entre la oferta (escasa) y la demanda (más dinámica) en el sector residencial estadounidense. Otras partidas inflacionistas en julio han sido vehículos nuevos (tras varios meses en negativo) o servicios de transportes.

En balance, el registro de julio no ha sorprendido y mantenemos nuestras expectativas de gradual moderación de la inflación general hasta cerrar el año en torno al 2,5%. El aumento de la subyacente está siendo más acusado de lo esperado, pero no esperamos que repunte mucho más este año, si bien su evolución dependerá del comportamiento del dólar, el dinamismo de la economía y del encarecimiento de determinados productos como consecuencia de la guerra comercial.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal