Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

EEUU / La inflación aumenta levemente en junio

Publicado el 12/07/2018

Descargar documento completopdf

La inflación se situó en junio en máximos desde 2012, tras un leve, pero generalizado, aumento entre partidas. En los próximos meses, esperamos que la general comience a moderarse de forma gradual, debido a un menor efecto base en energía.

 

La inflación aumentó una décima hasta 2,9% en junio, hasta máximos desde febrero de 2012. El comportamiento por componentes fue similar al del mes anterior y no modifica nuestro escenario. Entre las partidas más volátiles, la partida de energía se mantuvo creciendo a ritmos similares (ver tabla): el precio de la gasolina continuó creciendo (24% vs 22%), pero fue compensado por el descenso en el precio de la electricidad (-0,1% vs 1,0%) y el gas (-2,1% vs -0,8%).

La subyacente se incrementó también una décima hasta 2,3%. En realidad, el aumento fue muy modesto (2,26% vs 2,24%, llevado al segundo decimal) y se concentró, básicamente, en la subpartida de servicios médicos (ver tabla), que sigue ajustándose al alza tras haber sido una de las más desinflacionistas entre junio de 2017 y marzo de 2018. De hecho, la partida de vivienda, la de mayor peso dentro del IPC, se moderó en junio y parece haber tocado un techo en el estrecho rango 3,4%-3,5%.

En los próximos meses, esperamos que la inflación se modere gradualmente. En primer lugar, incluso bajo el supuesto de que el precio del barril West Texas se estabilice en los niveles actuales (72 $/barril), la energía comenzará a sumar menos a la inflación general ya a partir del mes de julio. En segundo lugar, no esperamos que la subyacente aumente mucho más desde los niveles actuales (podría oscilar entre el 2,3%-2,4%). En balance, la general habría tocado techo entre junio y julio, cerrando el año en el rango del 2,0%-2,2%; si bien es cierto que los riesgos son al alza, considerando el efecto de los aranceles, que empieza a ser visible en algunas fases de la cadena productiva, como reflejan los precios de producción (2,7% vs 2,5%, excluyendo energía y alimentos) o las encuestas empresariales.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal