Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

EEUU / La industria repunta tras el deterioro puntual de mayo

Publicado el 18/07/2018

Descargar documento completopdf

El sector industrial retoma el buen tono en junio, impulsado por la mejora de la actividad manufacturera y por el dinamismo de los sectores extractivos. En próximos meses, la industria seguirá sujeta a una fuerte incertidumbre por culpa de la guerra comercial iniciada por Trump.

La producción industrial volvió a crecer en junio (0,6%), compensando la caída del mes anterior (-0,5%) y cerrando un 2T18 muy positivo, con un crecimiento del 6,0% anualizado frente al modesto 2,4% del 1T18. Además, señalar que la actividad alcanza un nuevo máximo histórico, un 2,3% por encima del máximo del ciclo anterior.

La industria manufacturera mejora, pero no convence: la actividad creció con fuerza en junio (0,8%), pero no logra compensar el deterioro del mes anterior (-1,0%), mientras que la lectura del 2T18 es modesta, con un crecimiento por debajo del 2,0% anualizado por segundo trimestre consecutivo. De nuevo, la mayor parte de la debilidad se concentra en la producción de bienes no duraderos (0,1% en junio vs -0,5%), mientras que, la de bienes duraderos, mejora impulsada por la producción de coches (7,8% vs -8,6%).

La industria extractiva volvió a crecer con fuerza (1,2%) y consolida el excelente registro anterior (2,2%). Este dato es consistente con el buen momento que atraviesa la explotación petrolífera en EEUU, impulsada por el aumento del precio del petróleo hasta niveles cerca de 74 $/barril WTI a mediados de junio (+17% acumulado en el año). El descenso del precio en las últimas semanas puede dar paso a ritmos menos dinámicos de actividad en el sector en el medio plazo.

Por otro lado, la actividad en la industria de producción y provisión de servicios públicos retrocedió por segundo mes consecutivo (-1,5% vs -0,7%), lo que contrasta con las elevadas temperaturas del mes (el tercer junio más caluroso desde 1900). Probablemente la actividad repuntará con fuerza en próximos meses.

La mejora de la actividad industrial conlleva un mayor uso de la capacidad instalada (77,99% en junio), si bien es cierto que permanece más de 2,0 p.p. por debajo de su media de largo plazo. Cabe recordar que la industria de provisión y distribución de energía es la que opera en mayor medida por debajo de su capacidad (79% frente a una media de largo plazo del 86%) y la que más lastra el dato para el conjunto de la industria. Por el contrario, la industria extractiva opera por encima de su media de largo plazo (en torno a 6 p.p. por encima).

En los próximos meses, el sector seguirá concentrando una fuerte incertidumbre, puesto que se desconoce el impacto que tendrá las medidas arancelarias puestas en marcha por la administración Trump. En principio, las encuestas empresariales se mantienen en niveles elevados (la encuesta de la Fed de NY mejoró en julio y extiende la señal positiva), aunque es posible que esas señales estén distorsionadas por las medidas proteccionistas. Lo que parece más claro es que la demanda interna en EEUU (repunte de consumo e inversión en el 2T18) se está comportando algo mejor de lo esperado en los últimos meses, lo que supone un factor positivo para la actividad en la segunda mitad del año.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal