Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

EEUU / La generación de renta sigue apoyando al consumo

Publicado el 03/06/2019

Descargar documento completopdf

El consumo se modera tras el fuerte registro de marzo y, previsiblemente, el segundo trimestre será algo más dinámico que el flojo primero. Por su parte, el deflactor del consumo se mantiene contenido y seguirá permitiendo flexibilidad a la Fed en caso de que el escenario se deteriore.

El consumo se moderó en abril tras el excepcional registro del mes anterior (0,3% vs 1,1%). La mayor parte del enfriamiento respecto al mes de abril respondió al gasto en bienes duraderos (automóviles cayó un 3,0% vs +11,1%), pero el gasto en bien no duraderos y en servicios creció la mitad que en el mes anterior.

Además, gran parte del aumento de abril se debió a un efecto precio: en términos reales, el consumo se estancó, después de crecer un 0,9% en marzo, un deterioro que se concentró en el gasto en servicios, que se contrajo puntualmente (-0,1%). Por el momento, el registro de abril se encuentra un 0,5% por encima de la media del 1T19 y, aunque se mantuviese estable durante el resto del trimestre, el consumo se aceleraría respecto al débil 1T19 (2,0% estimado frente al 1,3% del 1T19).

El deflactor del consumo aumentó un 0,3% y su interanual se situó en el 1,5% desde 1,4%. Además, el aumento no se debió solo al aumento en los precios energéticos, sino que fue generalizado entre partidas: la interanual del subyacente del deflactor, la medida preferida por la Fed para seguir la evolución de los precios, aumentó también en una décima hasta 1,6%.

Por su parte, la renta disponible repuntó un 0,4% en abril (prácticamente estancada a lo largo del 1T19), si bien los salarios se mantienen creciendo a los mismos ritmos (0,3% vs 0,4%). Ese incremento de la renta ha permitido que el ahorro se recupere mínimamente: 6,2% de la renta disponible frente al 6,1% anterior y permanece por debajo de la media de los últimos seis meses.

Las perspectivas para el consumo en el corto plazo siguen siendo favorables a corto plazo: el mercado laboral sigue creando empleo con fuerza, los salarios están creciendo por encima de la inflación, persiste cierto estímulo fiscal y las devoluciones fiscales aún se siguen realizando (más tarde de lo normal por culpa del cierre de la administración). No obstante, la incertidumbre que está provocando el conflicto comercial empieza invita a la cautela, sobre todo, teniendo en cuenta el deterioro cíclico que empiezan a mostrar algunos indicadores adelantados relevantes, como la pendiente de la curva de tipos de interés (lleva una semana y media en negativo).

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal