Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

EEUU / La economía se muestra muy dinámica en el tercer trimestre, gracias a la demanda interna

Publicado el 26/10/2018

Descargar documento completopdf

La economía se mantiene creciendo muy por encima de su potencial, gracias al buen momento de la demanda interna, impulsada por el estímulo fiscal introducido este año. La nota negativa la pone el deterioro de la inversión residencial, precisamente, el sector más sensible a los cambios de ciclo.

 

La economía creció un 3,5% anualizado en el 3T18, en línea con lo esperado y por encima de su potencial, consolidando el excelente registro del trimestre anterior (4,2%). La leve moderación respecto al trimestre anterior responde al lastre del sector exterior; mientras que la demanda interna ha seguido mostrando el dinamismo de los últimos trimestres.

El sector exterior supuso un fortísimo lastre al crecimiento en el 3T18: restó 2,1 p.p. al crecimiento del PIB tras sumar 1,3 p.p. en el trimestre anterior. Detrás de esta volatilidad se encuentra la distorsión creada por la guerra comercial con China: provocó un repunte exagerado de las exportaciones en el 2T18 (9,3%), como adelanto de demanda antes de establecer los aranceles y, ahora, ese efecto se ha compensado
(-3,5%). Mientras tanto, las importaciones han repuntado por encima del 9% anualizado en el 3T18.

También la guerra comercial parece estar detrás de la volatilidad en la acumulación de inventarios: sumaron 2,5 p.p. anualizados al crecimiento en el 3T18, la mayor aportación desde 2011, después de suponer el mayor lastre para la economía en el 2T18 (restaron 1,5 p.p.).

Por el lado de la demanda interna, las variables que mejor se han venido comportando en los últimos trimestres siguen mostrándose especialmente dinámicas. Por un lado, el consumo incluso se aceleró respecto al trimestre anterior (4,0% vs 3,8%), apoyado por las rebajas impositivas del gobierno y el buen momento del mercado laboral (tasa de paro en mínimos desde 1969). Por otro, el gasto público volvió a crecer con fuerza por cuarto trimestre consecutivo (3,3% en el 3T18), impulsada por el estímulo fiscal introducido por el gobierno actual (sobre todo, se trata de mayor gasto en defensa). Por último, la inversión en equipo consolidó la fortaleza de trimestres anteriores (ver tabla), pero los indicadores mensuales disponibles (envíos de capital) sugieren que continuará enfriándose en el corto plazo.

La parte más débil de la economía vuelve a ser la inversión residencial: -4,3% en el 3T18, en negativo por tercer trimestre consecutivo, tal y como anticipaban los malos registros de los indicadores mensuales del mercado de la vivienda. Al escaso vigor de la oferta de vivienda nueva se une ahora el deterioro de las ventas, perjudicadas en los últimos meses por el aumento de los tipos hipotecarios (en máximos de 7 años).

En términos nominales, el PIB creció un 4,9% anualizado en el 3T18 tras el extraordinario 7,6% anterior (segundo mayor crecimiento en el ciclo actual). Por su parte, el deflactor del consumo se mantuvo en el 2,2% interanual por segundo trimestre consecutivo; mientras que el deflactor subyacente se situó en el 2,0% interanual, en línea con el objetivo de la Fed por primera vez desde 2012.

En balance, la fortaleza de la demanda interna refleja el efecto positivo del estímulo fiscal introducido por el gobierno a principios de año. Sin embargo, la incertidumbre por la guerra comercial, el continuo deterioro en el sector residencial (la demanda comienza a dar señales de agotamiento) y las primeras señales de moderación para la inversión en equipo sugieren que la economía se moderará en próximos trimestres hacia ritmos más moderados (2,0%-2,5%), en línea con el momento del ciclo en que se encuentra la economía.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal