Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

EEUU / La economía mantiene el buen tono en enero

Publicado el 28/02/2018

Descargar documento completopdf

La fortaleza del mercado laboral y las elevadas expectativas de empresarios y familias confirman que la tendencia de la economía es expansiva. A pesar de que algunos indicadores han decepcionado, se ha revisado al alza el escenario de crecimiento para este año (por el impulso fiscal) y comienza a preocupar, por primera vez en este ciclo, la evolución de la inflación.

 

La economía ha mantenido un tono muy positivo y claramente expansivo en enero. El mercado laboral sigue creando empleo a ritmos muy dinámicos, la tasa de paro permanece en mínimos desde 2000, el indicador adelantado está creciendo con fuerza (+1,0% mensual) y la confianza de los agentes sigue en torno a máximos (ISM manufacturero) o marca nuevos máximos en el ciclo (caso de ISM no manufacturero y de las familias). Además, se suma el estímulo fiscal introducido por la administración Trump, que ha dado paso a una revisión al alza en las previsiones de crecimiento (2,8% estimado en media para 2018).

Sin embargo, algunos indicadores que se mostraron especialmente fuertes a finales de 2017 sufren ahora cierta corrección y es posible que el crecimiento del 1T18 sea algo menor de lo esperado: las ventas minoristas se estancaron (pérdida de poder adquisitivo), la producción industrial cayó levemente, los pedidos de bienes duraderos recogen una moderación en la inversión en equipo y las ventas de vivienda parecen sufrir el deterioro en las condiciones de compra (aumento de los precios y de los tipos hipotecarios).

Los temores a mayores presiones inflacionistas de lo esperado provocaron a principios de mes fuertes correcciones en los mercados financieros, sobre todo, en las bolsas. El detonante fue el aumento en los salarios en la encuesta de empleo payroll (2,9% interanual, máximo desde 2009), si bien se espera que sea un efecto puntual. También se ha dado mucha importancia al fuerte crecimiento mensual del IPC en noviembre-enero (próximo al 4,0% anualizado, en términos ajustados de estacionalidad); si bien permaneció estable en términos interanuales (2,1% la general y 1,8% la subyacente) y, por el momento, mantenemos nuestro escenario previo (2,4%-2,6% estimado a mediados de año).

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal