Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

EEUU / La confianza industrial empieza a contagiarse de Covid-19

Publicado el 03/03/2020

Descargar documento completopdf

EEUU / El efecto del coronavirus se deja sentir en la confianza de la industria manufacturera: la producción se estanca, los pedidos e inventarios caen y el plazo de entrega en el reparto de proveedores se extiende. La encuesta sugiere que el shock viral pudiera truncar la incipiente recuperación de la industria

 

El ISM manufacturero sorprende negativamente en febrero al retroceder a niveles consistente con un estancamiento en el sector industrial (-0,8 puntos hasta 50,1 vs 50,5 esperado por el mercado), y revirtiendo parte del avance de enero (3,1 puntos, el ritmo más elevado desde mediados de 2013). De acuerdo al propio Instituto ISM, la economía estadounidense está registrando un crecimiento anualizado de 2,1%, lo que supondría una desaceleración respecto al 2,4% estimado en el mes de enero.

El deterioro de la confianza se explica, principalmente, por la bajada en el componente de producción (-4,0 puntos hasta 50,3), si bien se mantiene aun ligeramente por arriba del umbral de crecimiento de 50. Entre los sectores más débiles, el ISM destacó: i) el sector petrolero, que refleja la desaceleración en la producción del fracking; ii) equipos de transporte, que acusa la paralización en la producción del modelo 737 MAX de Boeing a inicios de año; y iii) productos de minerales no metálicos.

Asimismo, la encuesta cita un impacto negativo por la falta de suministros externos provenientes de China, que ha lastrado la producción en el sector tecnológico, el de maquinaria, la industria química y el sector alimenticio, y se ha reflejado en una caída de 8,7 puntos en el componente de importaciones. Por su parte, las empresas desacumularon inventarios y reportaron una notable extensión en los plazos de entrega de sus proveedores, ambos acusando el impacto del coronavirus en las cadenas de producción global.

En cuanto a las perspectivas para la demanda, el componente de pedidos cedió en 2,2 puntos hasta 49,8, que en parte refleja una desaceleración en los pedidos externos. El componente de empleo no logra tampoco salir de la zona de contracción (46,9), si bien modera el ritmo de caída.

En balance, el ISM manufacturero muestra las primeras señales del impacto que está teniendo la crisis del coronavirus en la manufactura estadounidense, directamente afectada por su dependencia de China en sus cadenas de producción y en sus ventas externas. La encuesta, que aún no incorpora ni el reciente desplome en los mercados financieros ni la propagación de la crisis a los países avanzados, sugieren que el shock viral pudiera amenazar la recuperación que estaba iniciándose en la industria a inicios de año.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal