Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

EEUU / La confianza empresarial se modera hasta niveles más acordes con los últimos datos

Publicado el 04/04/2019

Descargar documento completopdf

La encuesta ISM para sectores no manufactureros desciende en marzo, pero se mantiene en niveles elevados y más consistentes con nuestras previsiones y con los últimos datos de actividad disponibles.

 

El ISM no manufacturero retrocedió en marzo (-3,6 puntos hasta 56,1), si bien es cierto que lo hace después de haber repuntado hasta cerca de máximos en la expansión en el mes anterior (59,7). De hecho, se mantiene en niveles muy expansivos y el balance del 1T19 es positivo (57,5 vs 59,5), mientras que las estimaciones del propio ISM anticipan un crecimiento del PIB levemente por encima del 2,5% anualizado.

Entre partidas, el deterioro de las expectativas fue generalizado en marzo. Retroceden las partidas clave de actividad (57,4 vs 64,7) y pedidos (59,0 vs 65,2), si bien permanecen en niveles muy expansivos. La nota positiva la pone el componente de empleo (55,9 vs 55,2), que mejora levemente, en línea con nuestras expectativas de que el mercado laboral se mantenga creando empleo, aunque a menor ritmo que en 2018. El dato ha coincidido con la publicación de la encuesta ADP, que recoge la creación de 129.000 empleos privados en marzo; el registro más modesto desde septiembre de 2017. Entre el resto de partidas, destacar el repunte en los precios de producción (58,7 vs 54,4), una señal que coincide con la del ISM manufacturero, y que podría estar anticipando presiones alcistas sobre los precios en el corto y medio plazo, probablemente, recogiendo el impacto de la subida de los precios de las materias primas.

Entre sectores, solo dos recogen una caída de la actividad respecto a febrero: servicios educativos y comercio minorista, lo que supone otra señal negativa para el consumo en el corto plazo, después de conocerse el mal dato de ventas a principios de esta semana (-0,2% vs 0,7%). Por el contrario, entre los sectores que recogen un mejor comportamiento, destaca construcción, lo que supone una mejora de las expectativas para un sector que ha decepcionado en la segunda mitad del año pasado y que podría estar reactivándose en este comienzo de 2019, probablemente, gracias al descenso en los tipos hipotecarios.

En balance, el deterioro de la confianza en marzo no debe sorprender, teniendo en cuenta que la señal de las encuestas empresariales ha inflando el verdadero momento por el que atraviesa la economía desde 2018 (ver gráfico). Además, las expectativas de los empresarios manufactureros mejoraron en marzo (dato conocido a principios de semana), por lo que no se puede hablar de deterioro preocupante de la confianza empresarial. Mantenemos nuestras expectativas de enfriamiento significativo para el 1T19 (1,5% anualizado estimado) y de cierta reactivación en el 2T19 (por encima del 2,0%), cuando se reviertan los factores puntuales que deprimieron la economía a comienzos de año.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal