Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

EEUU / La actividad manufacturera apenas se ve afectada por la temporada de huracanes

Publicado el 19/11/2018

Descargar documento completopdf

El buen tono del sector manufacturero sorprende positivamente, teniendo en cuenta el impacto de la temporada de huracanes y la menor producción de coches. El conjunto del sector industrial decepcionó, pero es pronto para anticipar un enfriamiento significativo y preocupante en un sector muy cíclico.

La producción industrial sigue perdiendo vigor (0,1% en octubre vs 0,2) tras la fortaleza demostrada en durante el verano (creció un 0,8% en agosto). Aunque el sector estuvo afectado por los huracanes en septiembre y octubre, las estimaciones de la Fed apuntan a un escaso impacto (-0,1 p.p. al mes).

Entre industrias, destaca positivamente la actividad manufacturera (0,3% por segundo mes consecutivo), gracias a la fortaleza de la producción de bienes duraderos, que volvió a crecer con fuerza (0,5% en octubre y septiembre), a pesar de que la producción de coches retrocedió en octubre (-2,8% vs 1,3%). La tendencia positiva del sector en los últimos meses es destacable: se encuentra creciendo a tasas por encima del 5,0% trimestral anualizado, la mejora racha desde 2012 de la industria de mayor peso en el índice de producción.

Por el contrario, la actividad en la industria extractiva retrocedió en octubre por segundo mes consecutivo (-0,3% vs -0,1%), en este caso, especialmente perjudicada por los temporales. En cualquier caso, se trata de la industria que mejor se ha comportado a lo largo de este ciclo (se encuentra cerca de un 40% por encima de su actividad pre-crisis) y el deterioro puntual de estos meses no cuestiona la continuidad del boom en el sector petrolífero.

El aumento de la producción total ha permitido un mayor uso de la capacidad instalada en el sector (76,2%), si bien permanece más de 2 p.p. por debajo de su media de largo plazo y sigue poniendo de manifiesto que el sector está operando por debajo de su capacidad después de más de nueve años de recuperación.

En balance, el buen dato de actividad manufacturera permite ser algo más positivos sobre el enfriamiento de la producción industrial en octubre. Además, parte del deterioro en sector no manufactureros se debió a factores puntuales que se revertirán en el corto plazo (sobre todo, en la industria extractiva), por lo que habrá que esperar a finales de año para poder conocer el verdadero tono del sector. Por el momento, las encuestas disponibles comienzan a moderarse desde máximos cíclicos y los pedidos de bienes duraderos empiezan a decepcionar.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal