Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

EEUU / El repunte de la inflación se cobra su primera víctima en enero: el consumo de las familias

Publicado el 02/03/2017

Descargar documento completopdf

El consumo se enfría en enero en EEUU, acusando la pérdida de poder adquisitivo asociada al encarecimiento de la energía. Sin embargo, esperamos que el bache sea puntual y que el gasto privado se reactive en la segunda mitad de este año.


El consumo se moderó en enero hacia ritmos del 0,2% (+0,4% en media mensual en el 4T16), acusando un menor consumo de bienes duraderos y el estancamiento del gasto en servicios (uno de los peores registros del ciclo). En cualquier caso, el deterioro del consumo fue mucho más evidente eliminando el "efecto precio": en términos reales, cayó un 0,3% vs +0,3% en diciembre.

El deflactor del consumo repuntó con fuerza en enero y su tasa interanual aumentó hasta 1,9% (máximo desde octubre de 2012) desde 1,3%. Sin embargo, las presiones sobre los precios no están siendo generalizadas y siguen concentradas en la energía: la tasa interanual de la subyacente se mantuvo estable en el 1,7% (permanece en el estrecho rango de 1,6%-1,7% desde enero de 2016).

En el lado positivo, la renta disponible se mantiene creciendo a ritmos muy dinámicos (0,3% mensual y 4,0% anual); si bien, en términos reales, continúa enfriándose de forma gradual (2,0% interanual frente al 3,1% en enero de 2016). La combinación de mayor enfriamiento del consumo que de la renta ha resultado en un leve aumento en la tasa de ahorro (5,5% desde 5,4%), que permanece levemente por encima de la media de los últimos 25 años.

La moderación del consumo (2,0% estimado para el 1T17) respecto a la segunda mitad de 2016 (en torno al 3,0%), debido a la pérdida de poder adquisitivo por parte de las familias, ya estaba incorporado en nuestro escenario y no altera nuestras previsiones para el conjunto de la economía. Esperamos que el bache sea puntual y que el consumo retome ritmos más dinámicos en el segundo semestre, sobre todo, teniendo en cuenta la fortaleza de la renta disponible y los elevados niveles de confianza de las familias (la encuesta de la Conference Board marcó en febrero un nuevo máximo en el ciclo actual).

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal