Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

EEUU / El optimismo se extiende al sector no manufacturero

Publicado el 07/07/2020

Descargar documento completopdf

La marcada mejora en las encuestas empresariales se extiende al sector no manufacturero, con el ISM registrando en junio el incremento más pronunciado en la serie histórica. Por sectores, los servicios parecen ser los más beneficiados del proceso de reapertura. Las perspectivas de la incipiente recuperación económica se encuentran sujetas a la evolución de la pandemia y, especialmente, a la posible reimposición de medidas de contención, así como ya ocurre en varias regiones del país.

La encuesta del ISM para el sector no manufacturero se sumó a los indicadores positivos de EEUU al sorprender al alza en junio: +11,7 puntos hasta 57,1, la subida mensual más intensa desde que existen datos y notablemente superior a las expectativas del mercado (50,1). De acuerdo a la encuesta, el sector no manufacturero, que representa 85% de la economía estadounidense, creció en junio al ritmo más elevado desde el estallido de la crisis del coronavirus en febrero, cuando el PIB se expandía a una tasa interanual próxima al 2%. Datos publicados la semana pasada también mostraron un marcado repunte en el ISM del sector manufacturero

La mejora fue liderada por una subida en el componente de producción (+25 puntos, hasta 66), que alcanza el nivel más elevado en los últimos 16 años y confirma la reactivación de la economía en junio a medida que se relajan las medidas de confinamiento. En cuanto a la demanda, el componente de pedidos crece en 19,7 puntos hasta 61,6, dando claras señales positivas en los próximos meses. Por su parte, el índice de empleo se acelera notablemente (en 11,3 puntos hasta 43,1), si bien se mantiene muy por debajo del umbral que indica creación de empleo (50). Los datos, no obstante, contrastan con las estadísticas del mercado laboral, que mostraron que el sector privado no manufacturero creó 4,4 millones de puestos de trabajos en el mes de junio.

Entre sectores, la encuesta resalta el repunte en los servicios, actividades económicas que lideraron la contracción económica durante los meses de hibernación pero que también parecen estar a la cabeza en la primera fase de la reanimación. En detalle, el ISM recoge una reactivación en el comercio (minorista y mayorista), la restauración, el turismo y en la industria del entretenimiento y recreación. Asimismo, la encuesta cita una marcada mejora en la construcción, sector que vislumbra un repunte significativo en las ventas, lo que es consistente con los indicadores positivos de la demanda residencial.

En balance, las encuestas empresariales confirman que: i) el peor mes de la crisis en términos de contracción económica fue abril, y, principalmente, ii) el repunte iniciado en mayo tomó mayor impulso durante el mes de junio. La recuperación parece haberse extendido a los diferentes sectores, incluso aquellos con mayor exposición a la situación sanitaria, como el sector de la restauración y el ocio. El principal riesgo en la siguiente fase de la recuperación es la evolución de la pandemia, especialmente sí el actual rebrote continúa resultando en nuevas medidas de contención. De hecho, el reciente cierre de tiendas y restaurantes en varias regiones empieza a transmitirse en cierta ralentización de algunos indicadores de alta frecuencia (ver gráfico). De propagarse, existe el riesgo de que las nuevas restricciones pudieran convertir lo que parecía vislumbrarse como una recuperación siguiendo un patrón entre "V" y "U" a una en forma de "W".

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal