Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

EEUU / El optimismo industrial resiste la incertidumbre política y sanitaria, pero de forma desigual

Publicado el 05/11/2020

Descargar documento completopdf

Las encuestas del ISM se mantuvieron en niveles que indican una sólida expansión económica en octubre, a pesar del aumento de la incertidumbre política antes de las elecciones de noviembre y el marcado repunte en el ritmo de contagios por Covid-19. El desglose por sectores, sin embargo, acentúa lo desigual que está siendo la recuperación, con la manufactura a la cabeza y los servicios dando señales de ralentización. Las perspectivas del crecimiento en el último tramo del año están asociadas a la evolución de la pandemia y al resultado final de las elecciones, tanto en la Casa Blanca como en el Congreso. 

 

La encuesta del ISM para el sector manufacturero sorprendió positivamente al mejorar en 3,9 puntos en octubre hasta 59,3, máximo registro desde septiembre de 2018 y, por quinto mes consecutivo, muy por encima del umbral que indica crecimiento económico. El repunte se debió, principalmente, al fuerte avance del componente de pedidos (7,7 puntos, hasta 67,9), que se beneficia del aumento de la demanda por bienes manufacturados, tanto en el mercado interno como en el externo, y da clara señales positivas para el sector industrial en los próximos meses (el componente de producción supera el nivel de 60 desde julio). Asimismo, el componente de empleo se acelera, hasta alcanzar la zona de aumento de plantillas por primera vez desde mediados del 2019.

Por subsectores, la encuesta destaca el buen momento de bebidas y productos alimenticios, equipos electrónicos, tecnológicos y de transporte, ramas ligadas al consumo del hogar, que repunta siguiendo al marcado aumento en el ritmo de contagios de Covid-19 en el mes de octubre (parecen beneficiarse de la reducción de gasto en servicios). De lado negativo, el instituto ISM reporta un mayor retraso en el tiempo de entrega de proveedores, debido al empeoramiento de la situación sanitaria.

Con respecto a los servicios, la encuesta del ISM muestra una leve desaceleración en la actividad del sector (-1,2 puntos, hasta 56,6), pero conserva con holgura la señal expansiva y se mantiene por encima del promedio durante el año 2019 (55,5). El desglose mostró una pérdida de vigor en el índice de producción, de pedidos y de empleo, al tiempo que las importaciones y los inventarios se expandieron a un mayor ritmo. El comportamiento sugiere cierta ralentización en la demanda interna (los pedidos externos se aceleraron) y una mayor acumulación de inventarios por los proveedores de servicios, quizás ambos reflejando expectativas de una posible reimposición de algunas restricciones a la movilidad y actividad. Efectivamente, los sectores que parecen más afectados en octubre son los de entretenimiento, ocio, turismo y restauración, los más expuesto a la situación sanitaria. Por su parte, la encuesta resalta el buen momento de la construcción, que se ha beneficiado del repunte de la inversión residencial y empieza a dar señales de limitaciones respecto a la disponibilidad de recursos productivos.

En balance, las encuestas empresariales confirman que la economía continúa su proceso de recuperación y parece resistir, al menos de momento, el aumento en la incertidumbre en el último mes de campaña antes de las elecciones de noviembre y, sobre todo, por el nuevo rebrote de infecciones por Covid-19. Asimismo, los datos dan pocas señales de un freno significativo en el gasto del consumidor privado, que ha estado sorteando el vencimiento de algunas ayudas fiscales desde los meses del verano. No obstante, el desglose por componente y sectores da las primeras señales de desaceleración en la demanda y la actividad, especialmente en aquellos sectores económicos más expuestos a la emergencia sanitaria. La evolución de la pandemia sigue siendo el principal factor de riesgo para la recuperación económica en los próximos meses, así como, en el corto plazo, el posible período de incertidumbre política que pudiera implicar lo ajustado del resultado de la contienda electoral esta semana.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal