Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

EEUU / El huracán Harvey también afectó al consumo de agosto

Publicado el 02/10/2017

Descargar documento completopdf

El gasto de las familias se modera, si bien la mayor parte del deterioro parece puntual y debido al impacto del Harvey en los estados del Sur. Preocupa algo más la ausencia de presiones alcistas sobre los precios.


El consumo se enfría en agosto
(0,1% vs 0,3%), lastrado por el gasto en bienes duraderos (-1,1%, el peor registro en más de dos años), especialmente por el menor gasto en automóviles (-3,6% vs 2,7%). Sin embargo, el consumo en servicios mantiene el buen tono (0,3% vs 0,2%) y resta importancia al enfriamiento.

En términos reales, el consumo cayó levemente (-0,1% vs 0,2%) y el gasto en servicios (supone el 65% del consumo real total) ha seguido creciendo a tasas muy modestas (0,1% durante los últimos tres meses). El balance de lo que llevamos de 3T17 (1,4% anualizado en julio-agosto) refleja que el consumo crecerá mucho menos que en el dinámico trimestre anterior (3,3%).

Sigue sin haber señales significativas de presiones sobre los precios: la tasa interanual del deflactor del consumo se mantuvo estable en el 1,4% por tercer mes consecutivo. Excluyendo alimentos y energía, la medida preferida por la Fed para seguir la evolución de los precios, se moderó en 0,1 p.p. por segundo mes consecutivo hasta situarse en 1,3%, lo que supone volver a mínimos en el ciclo.

La renta disponible de las familias también se enfrió en agosto (0,1% vs 0,2%), después de que los salarios se estancaran tras haber venido creciendo a ritmos del 0,4% mensual en el trimestre anterior. Dado que el consumo y la renta crecieron al mismo ritmo, la tasa de ahorro se mantuvo en el 3,6% de la renta por segundo mes consecutivo; se trata de niveles muy modestos, entre los mínimos en el ciclo expansivo actual, lo que no sorprende teniendo en cuenta la fortaleza que ha demostrado el consumo desde 2009.

En balance, el deterioro del consumo en agosto se encuentra dentro de nuestras expectativas, teniendo en cuenta el impacto de los huracanes y, sobre todo, tras la fortaleza del gasto en el 2T17. En principio, esperamos que el consumo se mantenga creciendo en torno al 1,8%-2,0% en los próximos trimestres. Mención aparte merece las escasas presiones alcistas sobre los precios que sigue registrando la economía; de prolongarse aún más en el tiempo puede llegar a moderar el proceso de normalización de la política monetaria de la Fed.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal