Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

EEUU / El efecto riqueza seguirá impulsando la economía

Publicado el 21/09/2018

Descargar documento completopdf

Los activos de las familias siguen revalorizándose, mientras que su endeudamiento aumenta a ritmos sostenibles, lo que mantiene a la confianza de los hogares en torno a máximos y al consumo como uno de los principales motores de crecimiento.

La riqueza neta de las familias volvió a aumentar con fuerza en el 2T18: 8,6% anualizado, hasta marcar un nuevo máximo en la serie disponible (106,9 billones de USD). En términos del PIB, la riqueza supone el 524%, también nuevo máximo histórico y que supera los máximos de las burbujas bursátil de 2000 (445%) e inmobiliaria de 2006 (485%).

El repunte en la riqueza neta se debió a una revalorización generalizada de los activos de las familias, sobre todo, gracias a los financieros: +8,1% anualizado hasta 87,80 billones, nuevo máximo histórico tanto en términos nominales (+60% frente al anterior máximo) como en términos del PIB (430%). Entre éstos, los valores en bolsa explican la mayor parte de esa revalorización, tras repuntar más de un 10% anualizado en el 2T18 (-4% en el 1T18), lo que es consistente con la ganancia del 7% en el S&P500 a lo largo del trimestre. Por su parte, los activos inmuebles se revalorizaron más de un 8% anualizado, marcando un nuevo máximo en la serie (15% por encima del anterior máximo en 2006), si bien es cierto que, en términos del PIB (141%) se encuentran muy por debajo de los registros de 2006 (180% del PIB).

La deuda de las familias aumentó levemente en el 2T18 (3,4% anualizado vs 0,9%), pero permanece en niveles contenidos en términos relativos: supone el 99% de la renta disponible de las familias, muy por debajo del 134% registrado en los momentos de mayor endeudamiento en 2008 y de su tendencia de largo plazo (ver gráfico). En el 2T18, las familias aumentaron tanto su deuda hipotecaria (2,6% anualizado vs 1,6%) como el crédito al consumo (5,7% vs -2,0%), lo que es consistente con los indicadores de vivienda (la demanda sigue muy fuerte) y de consumo (el gasto de las familias sigue siendo el motor de crecimiento del conjunto de la economía).

En definitiva, el balance financiero de las familias para el 2T18 mantiene el tono positivo de señal de fortaleza y apoyo para el consumo de las familias (junto con el dinamismo del mercado laboral); pero también mantiene la alerta sobre el calentamiento de una parte de la economía (la riqueza supera los registros de anteriores burbujas). Además, las elevadas valoraciones de la bolsa, el proceso de subidas en los tipos de interés y la madurez del ciclo económico sugieren que la riqueza de las familias está cerca de su techo.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal