Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

EEUU / El deterioro en las condiciones de compra está pasando factura a la venta de vivienda

Publicado el 24/05/2018

Descargar documento completopdf

La demanda de vivienda se enfría levemente en abril, posiblemente, acusando el aumento de los precios y de los tipos hipotecarios. En cualquier caso, la demanda mantiene la tendencia de gradual mejora, en un mercado residencial en equilibrio.

Las ventas de vivienda nueva descendieron en abril (-1,5%) y los registros de los tres meses anteriores fueron revisados a la baja. Aunque es cierto que el dato cuestiona la fortaleza de la demanda observada en meses anteriores, las ventas aún se encuentran cerca de máximos en el ciclo (664.000 en media de los últimos tres meses) y mantienen una gradual tendencia de aumento (+12% interanual en abril).

Lo más positivo del dato es que el stock de vivienda nueva sigue recuperándose (está creciendo a ritmos interanuales de dos dígitos) y se situó en abril en máximos desde principios de 2009 (300.000 unidades). En términos relativos, el stock ha mantenido más o menos estable desde 2014, cubriendo en torno a 5,3 meses la demanda actual, una estabilidad que refleja que el mercado está muy equilibrado (ver gráfico izquierdo). Esta ratio se situaba por encima de 10 meses durante el peor momento de la recesión del sector.

La lenta recuperación del stock es importante en la medida en que supone más oferta disponible para los potenciales compradores, lo que podría conllevar un aumento en las ventas. En principio, el mercado de la vivienda sigue caracterizado por una oferta que tiene algo más de margen de mejora que la demanda: la primera aún no ha alcanzado su media de largo plazo (más aún, teniendo en cuenta el crecimiento de la población), mientras que las ventas se encuentran en torno a su media. De hecho, una queja recurrente del sector residencial sigue siendo la falta de oferta atractiva para los compradores potenciales.

Lo que parece claro es que las condiciones de acceso a la compra están empeorando. El precio medio de la vivienda repuntó en abril hasta máximos desde 1963 (407.300) y los tipos hipotecarios ya se encuentran en máximos desde 2011 (el tipo medio efectivo se acerca al 5,0%).

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal