Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

EEUU / El consumo y la renta repuntan, pero el deflactor se aleja del objetivo de la Fed

Publicado el 29/11/2018

Descargar documento completopdf

El gasto privado se reactiva tras los temporales de septiembre y vuelve a poner de manifiesto la fortaleza del consumo en los últimos meses del año. Sin embargo, a pesar del dinamismo de la economía, las presiones sobre los precios siguen siendo modestas: la subyacente del deflactor del consumo volvió a moderarse en octubre.

El consumo de las familias repuntó con fuerza en octubre (0,6%, segundo mejor registro en el año), en gran medida como efecto compensación tras el modesto dato anterior (0,2%), perjudicado por los temporales en determinadas partes del país. Prescindiendo de la volatilidad de los últimos dos meses, el gasto está creciendo un 0,4% en media mensual en los últimos seis meses, lo que refleja que el consumo sigue siendo el principal motor de la economía.

En términos reales, la lectura del dato ha sido similar: el consumo se reactiva (0,4% en octubre), después de un mal mes de septiembre (0,1%). Por su parte, el deflactor del consumo, excluyendo energía y alimentos (la medida preferida por la Fed para conocer la evolución de los precios), volvió a moderarse en octubre (1,8% interanual vs 1,9%) y deja atrás los niveles en torno al objetivo de la Fed en que se situó entre marzo y julio de este año (ver gráfico).

Por otro lado, la renta disponible también aumentó con fuerza (0,5% en términos nominales vs 0,2% anterior), a pesar de que los salarios se mantuvieron creciendo a los mismos ritmos (0,3%). Como el aumento de la renta fue menor que el del consumo, la tasa de ahorro descendió 0,1 p.p. hasta 6,2%, mínimo en lo que llevamos de año; lo que denota la fuerte disposición al consumo de las familias.

El repunte del consumo y de la renta vuelve a poner de manifiesto que la economía mantiene un fuerte dinamismo en el último tramo del año, a pesar de la madurez del ciclo expansivo actual. Sin embargo, lo más relevante es que las presiones sobre los precios han vuelto a moderarse (la subyacente del deflactor se aleja del objetivo del 2,0%), lo que concede más tiempo a una Fed que empieza a plantearse que el proceso de subidas de tipos se está agotando: el propio Powell reconoció en la jornada de ayer que el tipo de referencia se está acercando a su nivel neutral. El mercado ha reaccionado a los comentarios con subidas en bolsa, una depreciación del dólar y un enfriamiento en las expectativas de subidas de tipos para 2019.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal