Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

EEUU / Deterioro generalizado de la actividad en abril

Publicado el 16/05/2019

Descargar documento completopdf

El descenso en las ventas minoristas enfría las expectativas de repunte del consumo, mientras que el sector manufacturero atraviesa por la peor racha en este ciclo expansivo, confirmando un enfriamiento de la economía en el 2T19.

Las ventas minoristas se están mostrando especialmente volátiles en los últimos meses: cayeron un 0,2% en abril, después de haber crecido con fuerza en marzo (+1,7%), pero el balance de los últimos cinco meses señala que las ventas permanecen, prácticamente, estancadas desde diciembre. Entre partidas, el deterioro respecto al mes de marzo ha sido bastante generalizado, destacando automóviles y componentes (-1,2% vs 3,3%) y materiales de construcción (-1,9% vs 0,8%) como las que peor se comportaron en abril. La única partida relevante que mantiene un tono dinámico es la venta en estaciones de servicio (1,8% vs 3,3%), si bien, la mayor parte del crecimiento de los últimos meses responde al aumento en el precio de la gasolina (+12% en abril hasta 2,691 $/galón). Excluyendo las partidas más volátiles, el denominado "grupo de control" se mantuvo estancado en abril, tras el fuerte crecimiento del mes anterior (1,1%).

Se intensifica el deterioro del sector industrial: la producción cayó un 0,5% en abril y un 1,2% acumulado en lo que llevamos de año. Lo más negativo es que la mayor parte de esa debilidad se produce en la industria de mayor peso: la actividad manufacturera cayó un 0,5% en abril y un 1,6% acumulado en el año, la peor racha en toda la fase expansiva, en un sector que ha decepcionado especialmente a lo largo de esta recuperación, ya que no ha sido capaz de recuperar sus niveles pre-crisis. Mención aparte merece la industria extractiva, que repuntó un 1,6% en abril y compensa el deterioro de meses anteriores, sin duda, impulsada por el aumento en el precio del petróleo (+10% en abril el precio del WTI).

El deterioro de los datos de actividad en abril confirma nuestras expectativas de enfriamiento de la economía en el 2T19 (2,0% estimado), después de un 1T19 que fue más fuerte de lo esperado (3,2%). Por el lado del consumo, el estancamiento en abril del grupo de control anticipa que el repunte del consumo respecto al débil registro del 1T19 (1,2%) será algo menor de lo esperado. Por su parte, el mal inicio de año del sector industrial quizás esté reflejando con retraso la debilidad de la demanda global a lo largo de la segunda mitad del año pasado. La incertidumbre en este sentido es máxima: la confianza empresarial está mejorando en los últimos meses en el ámbito global y también en EEUU (la encuesta de la Fed de NY repuntó en abril y mayo), pero el recrudecimiento de la guerra comercial en los últimos días aumentará la distorsión sobre el sector, la demanda global y la acumulación de existencias.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal