Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

EEUU / Descenso generalizado de la inflación en agosto

Publicado el 13/09/2018

Descargar documento completopdf

Energía y vivienda son las partidas que mejor explican el descenso de la inflación en agosto, pero la moderación ha sido generalizada entre los componentes del IPC (la subyacente también descendió) y matiza las señales de sobrecalentamiento de la economía.

La inflación descendió dos décimas en agosto hasta 2,7%, confirmando nuestras expectativas de que la general tocó techo en junio-julio. Además, esa moderación ha sido generalizada entre partidas. Sorprendió especialmente el descenso en la subyacente (2,2% vs 2,4% excluyendo energía y alimentos), después de haber venido aumentando una décima al mes desde mayo.

La mayor intensidad del efecto base en energía se ha quedado atrás: su interanual se modera por primera vez desde principios de año (10,2% vs 12,1%). Además, se trata de la partida que mejor explica el descenso del conjunto de la inflación, al aportar una décima menos a la general (ver tabla). En concreto, el precio de la gasolina se moderó (20,3% interanual vs 25,4%) y los servicios energéticos se mantuvieron en negativo, aunque moderan las caídas anteriores.

La otra partida que mejor explica el descenso de la inflación en agosto fue vivienda (3,4% vs 3,5%). En realidad, esta partida se ha mantenido en ese estrecho rango desde el mes de abril y, por el momento, las expectativas de un mayor aumento (asociado a la tendencia alcista en los precios de la vivienda que reflejan otros indicadores) no se están viendo reflejadas en el IPC. Entre el resto de partidas, también destaca el comportamiento desinflacionista de los componentes de servicios médicos y prendas de vestir (ver tabla).

No hay grandes modificaciones en el escenario de inflación. El descenso en la subyacente en agosto ha sorprendido, pero mantenemos estable nuestra expectativa de que cerrará el año en el rango 2,2%-2,4%. En cuanto a la general, seguirá moderándose gradualmente para cerrar el año en torno al 2,5%, bajo el supuesto de que el precio del barril WTI se estabilice en torno a los 65$ actuales. El mercado apenas ha reaccionado y las expectativas de subidas de tipos por parte de la Fed para 2019 (las dos de 2018 están descontadas) se han mantenido estables (se esperan, prácticamente, dos subidas adicionales de 25 p.b.).

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal