Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

EEUU / Descenso de los flujos comerciales, incluso antes de la última escalada en la guerra comercial

Publicado el 06/06/2019

Descargar documento completopdf

Exportaciones e importaciones descienden en abril, si bien el déficit consigue corregirse levemente, todo ello justo antes de que los datos vuelvan a estar distorsionados por las renovadas tensiones comerciales con China y México. El sector dejará de apoyar al crecimiento del PIB a partir del 2T19.

El déficit comercial descendió levemente en abril (-2,1% hasta -50.900 millones de dólares) y, de hecho, parece haberse estabilizado en torno a esos niveles en los últimos tres meses, después de la volatilidad de diciembre y enero (por culpa de la distorsión que generó la amenaza de nuevos aranceles). No obstante, en realidad, caen tanto exportaciones (-2,2% vs 0,8%) como importaciones (-2,2% vs 1,4%) y, por tanto, el dato de abril no es tan positivo como refleja esa corrección del déficit.

En términos reales, la lectura es similar: el déficit se corrige levemente (-1,3% hasta 81.910 millones) y recoge caídas tanto de exportaciones (-3,4% vs 0,4%) como de importaciones (-2,6% vs 1,1%). Aunque es pronto para derivar una lectura para el conjunto del 2T19 a partir de un solo mes, el registro de abril sugiere que las exportaciones caerán con más fuerza que las importaciones y que el sector exterior restará levemente al crecimiento del PIB, después de la fuerte aportación en el trimestre anterior (+1,0 p.p. anualizado).

El dato de abril no recoge el actual recrudecimiento de la guerra comercial con China (EEUU subió aranceles a principios de mayo), ni mucho menos con México (previsiblemente, subirá los aranceles hasta el 5% a partir del 10 de junio). Los datos de comercio bilateral recogen un fuerte descenso en las importaciones procedentes de China (-0,4% anual acumulado en los últimos 12 meses) y un aumento en las importaciones de otros socios comerciales, es decir, se está produciendo un claro efecto sustitución: destacan los casos de Vietnam (16%), Corea del Sur (10,3%) y México (8,1%).

El propio FMI ha alertado esta semana de las consecuencias de la escalada en las tensiones comerciales en las últimas semanas, señalando que el déficit comercial de EEUU no se está corrigiendo (hay un efecto sustitución en las importaciones, pero no un descenso significativo) y que los mayores perdedores en la guerra serán EEUU (-0,2 p.p. de crecimiento del PIB en 2020) y China (-1,0 p.p.).

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal