Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

EEUU / Consumo e inversión destacan positivamente en diciembre

Publicado el 30/01/2018

Descargar documento completopdf

La reactivación de los indicadores de consumo e inversión permiten a la economía seguir creciendo por encima de su potencial, sin que se observen señales de agotamiento o de final de ciclo; de hecho, las encuestas de confianza prolongan la señal expansiva a enero.

 

Por el lado del consumo, tanto las ventas minoristas (0,4% vs 0,9%) como el consumo (0,4% vs 0,8%) consolidaron los excelentes registros anteriores. Cabe señalar que la tasa de ahorro ha marcado nuevos mínimos en el ciclo (2,4% de la renta disponible), lo que sugiere que el margen de mejora del consumo es escaso y que tendrán que ser otras variables las que asuman un mayor papel en el crecimiento del PIB.

En el sector manufacturero, los indicadores adelantados mantuvieron una señal muy expansiva: el ISM se situó en máximos pre-crisis y los pedidos de bienes duraderos están creciendo a ritmos de dos dígitos, de tal manera que esperamos que la producción del sector repunte hacia ritmos del 4,0%-5,0% anual en el corto plazo. Especial mención merecen los envíos de bienes de capital, proxy de la inversión en equipo, que crecieron por 11º mes consecutivo, siendo consistentes con la fortaleza de la inversión en capital que se observa en las cuentas nacionales (11,4% anualizado en el 4T17 vs 10,8%).

La creación de empleo se moderó hasta ritmos más consistentes con la madurez del ciclo, tras un par de meses más dinámicos (por encima de 200.000 empleos al mes), donde los datos estaban distorsionados por factores exógenos. Lo más relevantes que la tasa de paro se mantuvo estable en mínimos desde 2000.

La inflación descendió levemente, básicamente, debido al abaratamiento puntual de la energía; mientras que la subyacente aumentó en 0,1 p.p., una señal alcista demasiado incipiente que deberá prolongarse en próximos meses para poder hablar de presiones generalizadas y sostenibles sobre los precios. De hecho, el deflactor subyacente del consumo se mantuvo estable en el 1,5% por segundo mes consecutivo.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal