Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

Comentario Semanal / Esperando al G20

Publicado el 30/11/2018

Descargar documento completopdf

De cara al comportamiento de los mercados financieros en lo que resta de año, las claves van a ser los mensajes que vaya lanzando la FED sobre dónde está en estos momentos el nivel neutral de tipos de interés, más los posibles avances en las negociaciones arancelarias entre EEUU y China en el marco del G20.

Respecto al primer tema y, coincidiendo con los últimos ataques de Trump a la estrategia de la política monetaria en EEUU, las declaraciones de un consejero de la FED (Richard Clarida) y del propio presidente del banco central (Jerome Powell) han sido interpretadas por el mercado como una señal de que no estaríamos tan lejos como se pensaba hace unas semanas del final del proceso de subida de los tipos de interés. Lo que, en una lectura mensual, ha hecho retroceder la rentabilidad del bono americano hasta el 3,03% (-10 puntos básicos) y subir de forma pronunciada a las bolsas americanas en la sesión del miércoles. En el caso de Powell, en su intervención en el Economic Club de Nueva York afirmó que los tipos de interés están justo por debajo de los niveles neutrales y que no hay un calendario preestablecido de subida de tipos. En la misma línea, Clarida declaraba que, en estos momentos, no hay mucha visibilidad sobre la situación económica americana a doce meses vista y, por tanto, la FED reaccionará a la información que se vaya publicando, lo que implica que el nivel de los tipos neutrales puede cambiar en los próximos meses. Lo lógico es pensar que ese nivel se encuentra entre el 2,5% y el 3,5%, aunque ahora el mercado descuenta que el proceso de normalización monetaria se cerrará en la zona del 2,5%-2,75%.

Más incertidumbre o, mejor dicho, casi todas las dudas sobre el escenario económico de medio plazo provienen del conflicto comercial abierto por Trump, entre EEUU y China. La reunión bilateral de los líderes de ambos países, en el marco del cada vez más irrelevante G20, es una oportunidad para eliminar algo de tensión y evitar las amenazas de Trump de elevar más los aranceles en enero a los productos procedentes de China y ampliar la lista de productos gravados, lo que podría afectar a bienes tan representativos del imaginario americano como los iphones. El líder chino podría poner encima de la mesa objetivos de aumento de importaciones procedentes de EEUU de materias primas como soja o petróleo, además de facilitar el acceso de empresas americanas a sectores estratégicos. Veremos si con eso es suficiente o será necesario incluir en la negociación la protección de los derechos de la propiedad intelectual en China. De momento, el cierre anunciado por General Motors de varias fábricas en EEUU, dentro de un ajuste global de plantilla de casi 15.000 empleados, es un aviso a navegantes. Es verdad que, como razón principal del recorte, se ha esgrimido la necesidad de ahorrar 6.000 millones de dólares con los que afrontar la inversión en nuevas tecnologías (vehículos eléctricos, coche autónomo, etc), pero también la empresa americana se ha quejado de los efectos que ha ocasionado la subida de aranceles desde enero a las importaciones de aluminio y acero. Básicamente, lo que ha provocado el descenso de la competencia ha sido una fuerte subida de los precios del aluminio y acero producidos en EEUU. Es lo que suele ocurrir cuando se cierran los mercados a la competencia. Y, al final, son los consumidores los que pagan. Ya lo advertía "The Economist" hace un par de semanas, señalando que en las últimas décadas se detecta un movimiento en la industria americana de aumento de poder de mercado de las grandes compañías que se traduce en un aumento de los beneficios muy por encima de la media de los últimos 50 años. Así, lo que se necesita es más competencia interna y externa y menos extracción de rentas.

Para terminar, los datos de la balanza por cuenta corriente española de los tres primeros trimestres del año siguen reflejando que la pérdida de impulso del comercio mundial (efecto Trump) y el enfriamiento de nuestros principales socios de la UE están debilitando la demanda externa, tanto de bienes como de servicios (turismo), lo que se plasma en el deterioro del saldo exterior de la economía. En este sentido, el superávit de la balanza corriente acumulado hasta septiembre (2.925 millones de euros) es casi cuatro veces inferior al de hace un año y el peor registro en dicho periodo desde 2012. En el lado de la cuenta financiera, de enero a septiembre las entradas de inversión directa en nuestro país totalizaron 23.585 millones de euros (26.485 millones de euros en el mismo período de 2017). Este enfriamiento de la demanda externa contrasta con la solidez que muestra el consumo a principios del cuarto trimestre (tras las dudas de los meses centrales del año), a juzgar por el dinamismo de las ventas minoristas. El índice general de comercio minorista registró en octubre el mayor avance en términos reales desde finales de 2016 (+3,3% interanual vs -0,5% en el 3T18, que fue el peor trimestre en cinco años). En términos nominales, las ventas repuntan, incluso, con más intensidad y crecen un 4,9%, un ritmo desconocido en tres años (+1,3% en julio-septiembre). Por componentes (en términos reales), en octubre mejoran, tanto las ventas de alimentos (+1,2%, un punto más que el mes anterior) como, sobre todo, las del resto de bienes, que crecen por primera vez en cuatro meses y lo hacen al mayor ritmo desde agosto de 2016 (+4,5%). Las ventas no alimentarias se ven impulsadas, especialmente, por las de equipo personal, que vuelven a tasas positivas después de seis meses (+9,1%, la mayor subida de la serie); también mejoran las ventas de equipo del hogar (+5,9%, el mayor crecimiento en 11 meses) y las de otros bienes (+1,8%, primer dato positivo desde abril). Este mayor desequilibrio entre demanda nacional y demanda externa es la tónica que debemos esperar en el medio plazo para la economía española.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal