Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

China / La economía no se sale del patrón establecido de enfriamiento gradual y controlado

Publicado el 21/01/2019

Descargar documento completopdf

La economía mantiene la tendencia de gradual enfriamiento, de acuerdo con los objetivos oficiales del gobierno, donde destaca el lastre externo y el deterioro de la inversión. Por el momento, aunque siguen dominando los riesgos a la baja, los indicadores mensuales no reflejan un deterioro mayor de lo esperado y son consistentes con crecimiento del 6,0%-6,3% anual en los primeros trimestres de 2019.

La economía creció un 6,4% interanual en el 4T18, frente al 6,5% anterior o el 6,8% que crecía en el 4T17; aunque se trata del trimestre más débil desde la crisis financiera global, el dato no refleja el severo enfriamiento que descontaban los mercados en los meses de octubre y noviembre, caracterizados por un deterioro de las expectativas, con fuertes caídas en bolsa y el yuan en mínimos desde 2016 frente al dólar. En 2018, el PIB creció un 6,6% en media, tres décimas menos que en 2017 y en el rango alto del objetivo oficial del gobierno.

Aunque no se ha dado a conocer el desglose del dato, los indicadores mensuales de actividad reflejan que la mayor parte del enfriamiento se produjo por el debilitamiento de la demanda global. Las exportaciones pasaron de crecer a tasas interanuales de dos dígitos en el 3T18 (12%) a tan solo un 4,0% en el 4T18; mientras que las importaciones, se moderaron con más fuerza (4,4% vs 20,4%). Cabe señalar que el enfriamiento del comercio no responde exclusivamente al impacto de la guerra comercial con EEUU, teniendo en cuenta que se han enfriado mucho más las importaciones desde EEUU (-23% en el 4T17 vs 3,9%) que las exportaciones hacia EEUU (6,3% vs 12,9%) y, de hecho, el superávit sigue aumentando (324.400 millones de dólares acumulados en el año).

Mientras tanto, los datos de actividad de diciembre, que se han dado a conocer junto con el dato de PIB, mantienen la tendencia de los meses anteriores: mejoran levemente la producción industrial (5,7% anual vs 5,4%) y las ventas minoristas (8,1% vs 8,0%); mientras que la inversión fija se sigue moderando (5,9% vs 7,7%), debido al enfriamiento en manufacturas y residencial, que está más que compensando el aumento de la inversión en infraestructuras.

En balance, la economía mantiene la tendencia de gradual enfriamiento sin salirse de los objetivos oficiales del gobierno; de hecho, la moderación es tan gradual y parece tan controlada por las autoridades chinas, que sigue cuestionándose la credibilidad de los datos oficiales. En cualquier caso, incluso las estimaciones alternativas de crecimiento de las diferentes casas de análisis no señalan hacia un desplome o aterrizaje brusco de la economía. Sin duda, el mayor riesgo para el escenario actual sigue siendo la evolución de las tensiones comerciales con EEUU. De hecho, la tregua entre diciembre y marzo y, más recientemente, los rumores de un mayor entendimiento entre las partes explican el mejor comportamiento de los activos financieros en las últimas semanas: el yuan se ha apreciado un 3% frente al dólar desde diciembre y la bolsa se ha recuperado tras las continuas caídas de 2017.

Por el momento, aunque los riesgos para el escenario son claramente a la baja y existe una enorme incertidumbre para este 2019, los indicadores macro disponibles son consistentes con nuestras expectativas de gradual enfriamiento hacia tasas del 6,0%-6,3% anual en próximos trimestres, frente al 6,5% registrado en el 3T18. Cabe señalar que el gobierno chino tiene margen para el estímulo fiscal y monetario y que, si los indicadores comienzan a reflejar un deterioro más severo, no dudarán en utilizarlo. De hecho, ya se han dado facilidades para que la administración local apoye el gasto en infraestructuras y se espera para las próximas semanas el anuncio de un recorte en el IVA. Por su parte, el banco central ha recortado el coeficiente de reservas en 100 p.b. a lo largo de este mes de enero, ha introducido medidas para incentivar el crédito a las PYMES y ha inyectado liquidez en el sistema a través de operaciones de mercado abierto.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal