Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

BCE / Todo seguirá igual, al menos hasta la reunión de junio

Publicado el 26/04/2018

Descargar documento completopdf

Sin novedad en cuanto a intenciones sobre tipos de interés y sobre futuros cambios en el QE.

Del comunicado y rueda de prensa posterior, cabe destacar lo siguiente:

•·Crecimiento: Habla de una moderación en el ritmo de crecimiento, como ocurre en otras regiones, aunque lo atribuye a factores temporales y sigue confiando en la solidez de la recuperación. En cuanto a los riesgos, los ve equilibrados y se siguen centrando en factores globales, señalando particularmente los riesgos externos. No obstante, no aprecian todavía ningún impacto por medidas proteccionistas.

•·Inflación: La inflación se situará en torno al 1,5% lo que queda de año. En todo caso, mantiene la confianza en que convergerá con el objetivo. En cuanto a la inflación subyacente, apunta que aumentará gradualmente en el medio plazo, aunque se siguen necesitando señales convincentes de que ese repunte sea sostenido.

•·Tipo de interés: Seguirán en su nivel actual por un periodo de tiempo prolongado y, en todo caso, más allá del horizonte de compra de activos.

•·Tipo de cambio: Comenta que es necesario tener monitorizado el tipo de cambio del euro, aunque no se ha hablado en la reunión de su volatilidad. Entiende que su fortaleza se debe a la mejora económica.

•·Condiciones monetarias: Insiste en que aún es necesario mantener un substancial grado de acomodación de la política monetaria, así como unas condiciones financieras favorables. También comenta que en esta reunión no se ha hablado de política monetaria de forma específica, pero se han manejado palabras como "paciencia, prudencia, firmeza y persistencia".

•·QE: Mantiene la idea de que las compras netas de activos por importe de 30.000 millones al mes se extiendan hasta finales de septiembre o, incluso, más allá si fuera necesario. También reafirma la intención de reinvertir el nominal de los títulos que tiene en cartera a medida que vayan venciendo durante tanto tiempo como consideren necesario. Preguntado sobre ello, aclara que la reducción de las compras de deuda privada no financiera no responde a una estrategia, sino a otras causas temporales y no relevantes.

En nuestra opinión

Reunión aburrida, sin sorpresas, como esperábamos absolutamente todos.

Tan sólo es valorable que el Consejo del BCE sigue manteniendo la confianza en el crecimiento y en la senda al alza de la inflación, dentro de lo cual ven una señal esperanzadora en la evolución de los salarios nominales.

La siguiente reunión, prevista para junio, debería marcar una diferencia importante, señalando el camino de sus próximas decisiones en la segunda mitad de año.  Sin embargo, Draghi se ha cuidado de no alentar los ánimos en este aspecto, diciendo que sería precipitado.

En resumen, desesperante y, como siga así, preocupante gestión de los tiempos por parte del BCE.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal