Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

BCE / Sin cambios, de momento, con Lagarde al frente

Publicado el 12/12/2019

Descargar documento completopdf

En 2020 va a realizar una revisión de la estrategia monetaria que afectará al objetivo de inflación.

Del comunicado y rueda de prensa posterior, cabe destacar lo siguiente:

•·Crecimiento: Aprecian incipientes señales de estabilización en el crecimiento. Considera que el balance de riesgos es claramente a la baja, pero ahora es menos pronunciado. Ha revisado al alza la previsión de 2019 del 1,1% al 1,2% y a la baja la de 2020 del 1,2% al 1,1%. La de 2021 la mantiene en el 1,4% y la de 2022 la establece en esta misma tasa.

•·Inflación: Los últimos datos siguen mostrando ausencia de presiones sobre los precios, sin embargo, siguen esperando que la inflación general repunte ligeramente en los próximos meses. En cuanto a la subyacente, seguirá baja, pero esperan que aumente a medio plazo. Mantiene la previsión de inflación para 2019 en el 1,2%; sube la de 2020 del 1,0% al 1,1% y la de 2021 la baja del 1,5% al 1,4%. La de 2022 la sitúa en el 1,6% (podría situarse en el 1,7% en el último trimestre).

•·Tipos de interés: el BCE es muy consciente de los efectos colaterales de los tipos de interés negativos, pero en conjunto la estrategia está funcionando bien.

•·Condiciones monetarias: Todavía es necesaria una política monetaria muy acomodaticia durante un prolongado periodo de tiempo y están dispuestos a utilizar todos los instrumentos a su alcance, pero deja claro que no van a revisar las medidas ya adoptadas. No ven en Europa una "Japonización".

•·Revisión de la política monetaria: El marco de revisión de la estrategia no ha sido decidido del todo, pero comenzará en enero y sus conclusiones se obtendrán antes de finalizar 2020. Será un proceso en el que consultará al Parlamento, a expertos académicos y a la sociedad civil y se tendrán en cuenta los cambios tecnológicos y el desafío climático. Esta revisión afectará al objetivo de inflación e incluirá un examen sobre cual de las herramientas utilizadas hasta ahora ha funcionado mejor.

•·Política de comunicación: Lagarde ha dejado claro que "tiene su propio estilo" y que no es ni una "paloma" ni un "halcón". Además, pide que se evite hacer segundas lecturas de sus palabras o se busque una intencionalidad implícita.

•·Política fiscal: pide el apoyo de la política fiscal a los países que disponen de margen para ello, mientras que al resto les pide prudencia.

•·Moneda digital: el BCE va a intensificar los esfuerzos del equipo que se ocupa de su estudio para obtener resultados a mediados de 2020 y que el BCE esté a la vanguardia en este campo.

Consenso: la intención de Lagarde es que las decisiones del Consejo tengan el mayor consenso.

En nuestra opinión

Como era previsible, no ha habido muchos cambios en la visión del BCE sobre la situación económica. En cuanto al crecimiento, reconoce que se encuentra por debajo del potencial (1,4%) y que sólo se alcanzará en 2022. En cuanto a los tipos de interés negativos, aclara que sus efectos adversos aparecen cuando el crédito se empieza a contraer, algo que no se[JLLL1]  está percibiendo en Europa.

En general, la política de comunicación parece que será menos técnica y más directa. En cuanto a los tipos de interés ha dado pocas pistas de hacia donde se pueden mover, pero en medio de la revisión estratégica que van a realizar, parece difícil que vuelvan a bajar, a no ser por una sorpresa negativa en crecimiento.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal