Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

BCE / Anuncia, oficialmente, el fin del QE

Publicado el 13/12/2018

Descargar documento completopdf

No hace cambios de calado en sus previsiones económicas y traslada un mensaje de confianza

Del comunicado y rueda de prensa posterior, cabe destacar lo siguiente:

•·Crecimiento: Comenta que los datos económicos han sido algo más débiles de lo esperado, sobre todo por la demanda externa. En cuanto a la demanda doméstica, su fortaleza sigue sosteniendo la expansión. No obstante, reconoce que, aunque el balance de riesgos sigue estando equilibrado, se está deslizando a la baja porque los drivers, aunque siguen presentes, son más débiles.

Ha revisado a la baja la previsión de 2018 del 2,0% al 1,9% y la de 2019 del 1,8% al 1,7%, mientras que mantiene la de 2020 en el 1,7%. Para 2021 estima un 1,5% (puede interpretarse como su estimación del crecimiento potencial de la UEM).

•·Inflación: Mantiene la confianza en que converja con el objetivo a medio plazo. La inflación general se moverá a la baja en los próximos meses, mientras que la subyacente tenderá a aumentar por la presión de los salarios. 

Sube su previsión de inflación para 2018 del 1,7% al 1,8%, baja la de 2019 del 1,7% al 1,6% y mantiene en el 1,7% la de 2020. Para 2021 su previsión es del 1,8%.

•·Tipo de interés: Se mantendrán en su nivel actual, al menos, hasta el verano de 2019 y, en cualquier caso, tanto como sea necesario hasta alcanzar el objetivo de política monetaria. No se ha hablado del "timing" de las futuras subidas. Es destacable que ha mencionado, por primera vez, que están monitorizando el impacto de los bajos tipos de interés sobre los resultados del sector bancario.

•·Condiciones monetarias: Considera que la economía aún necesita un significativo estímulo monetario y que están dispuestos a ajustar las herramientas a su alcance si fuese necesario.

•·QE: Finaliza, definitivamente, este mes de diciembre.

•·Reinversión de vencimientos: Se va a realizar durante un periodo de tiempo prolongado a partir del momento en que inicie la subida de tipos de interés (antes decía desde el momento en que finalizara las compras). Se va a respetar la clave de capital, corrigiendo, gradualmente, las posibles desviaciones que se hayan acumulado. No habrá redistribución entre activos y será un proceso flexible, en el sentido de que, para mantener una presencia continuada a lo largo del año, puede reinvertir más o menos del importe que venza. La decisión ha sido unánime.

•·Conflicto comercial: Comenta que la situación parece haber mejorado con relación a hace un par de meses y que las vulnerabilidades de las economías emergentes preocupan menos.

•·LTROs: Admite que se ha hablado sobre ello, pero no se ha tratado con detalle.

En nuestra opinión

Draghi ha hablado de lo habitual y no ha dicho casi nada nuevo. Se ha esforzado por transmitir que las cosas van, en general, según lo esperado y que, por tanto, van a seguir adelante con su hoja de ruta (a no ser que se produzca un cambio muy importante en el escenario). En cuanto a la reinversión de los vencimientos, no hay sorpresas. Es importante que, al fin, muestra sensibilidad hacia el impacto que los tipos de interés negativos durante tanto tiempo están teniendo sobre el sector bancario (dicho en otras palabras, podría ser un motivo más para subirlos).

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal