Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

Banca / Las autoridades bancarias europeas alertan sobre el lastre de la morosidad y exigen acciones inmediatas

Publicado el 03/04/2017

Descargar documento completopdf

Tanto el BCE, en su Informe anual de supervisión, como la CE, en su último informe trimestral de la zona euro, se centran en el importante problema de morosidad existente en la banca europea y reclaman acciones inmediatas. El BCE, insta a los bancos a redoblar esfuerzos y a fijar objetivos concretos para la reducción de los préstamos morosos, pero también llama la atención a los gobiernos de los diferentes estados miembros para reformar los sistemas jurídicos y judiciales nacionales. La CE por su parte, reclama una estrategia coordinada a nivel europeo para atajar el problema. Esta misma semana (7 y 6 abril), los ministros de finanzas de la UE tratarán el tema en una reunión informal.

Los tres principales organismos competentes en supervisión bancaria (BCE, EBA y CE) han instado a una mayor participación gubernamental en la resolución del problema de calidad de activos de la banca europea. No obstante, teniendo en cuenta el marco normativo actual sobre ayudas de estado y la Directiva de resolución bancaria (BRRD), la perspectiva de un avance rápido en este ámbito se antoja complicada, siendo más probable que las entidades continúen trabajando en reducir su volumen de préstamos dudosos de forma gradual. Entre las iniciativas debatidas, destaca la propuesta de la EBA para la creación de un "banco malo europeo", que según fuentes de prensa, parece que ya cuenta con el rechazo de Alemania.

Informe anual sobre las actividades de supervisión del BCE, 2016 (Mar17)

En el Informe anual sobre las actividades de supervisión del BCE, Danièle Nouy, Presidenta del Consejo de Supervisión, señala el riesgo de crédito dentro de las prioridades para 2017, referido principalmente a los préstamos dudosos (NPLs) de los que afirma "suponen un peso muerto de 921.000 mll. € en los balances de las entidades de la zona euro" que reducen sus beneficios y limitan su capacidad para conceder crédito.

Entre las actuaciones desarrolladas, el BCE ha publicado el 20 marzo una guía para las entidades de crédito sobre cómo hacer frente a los elevados niveles de NPL. Dicha guía ayudará a las entidades a sanear sus balances promoviendo la coherencia en la reestructuración y la refinanciación, el reconocimiento, la dotación de provisiones y la divulgación de información en relación con los NPL.

Por otro lado, también solicita a los bancos con niveles elevados de NPL fijar y aplicar objetivos concretos para su reducción. Pero la cuestión de los NPL no solo atañe a las entidades y a sus supervisores, sino que depende adicionalmente de los sistemas jurídicos y judiciales nacionales. Por eso insta a las autoridades nacionales a reformarlos para hacerlos más eficientes, mejorando el acceso a las garantías, acelerando los procedimientos extrajudiciales y alineando los incentivos fiscales.

Informe trimestral sobre la zona euro, CE, nº 1 2017 (Mar17)

En su último informe trimestral sobre la zona euro, la CE evalúa el problema de los préstamos dudosos desde una perspectiva macroeconómica. Los autores subrayan la importancia macroeconómica que un alto volumen de préstamos improductivos tiene para un país y para la zona euro en su conjunto, señalando que "los estados miembros con altas ratios de crédito moroso han experimentado tasas de crecimiento económico por debajo de la media en los últimos cinco años". Unos altos niveles de préstamos improductivos pueden dar lugar a un "círculo vicioso" donde la baja calidad de los activos de un sistema financiero puede conllevar unos bajos niveles de rentabilidad, crecientes requerimientos de capital, y restricciones a la hora de conceder crédito a la economía real, con efectos negativos sobre el crecimiento económico y empeoramiento del problema de morosidad.

A partir de la evidencia disponible, buena parte de los países con peores tasas de crecimiento durante los últimos cinco años son aquellos que más problemas han tenido a la hora de deshacerse de su crédito dudoso. A la vista de estos resultados, los autores apuestan por tomar medidas cuanto antes para acelerar la resolución de los activos improductivos, al tiempo que alertan de un posible efecto contagio en la restricción del crédito en la zona euro, más allá del país o países afectados. En este sentido reclaman una "actuación europea coordinada" para afrontar el problema.

Creación de un banco malo europeo

En las últimas semanas varias autoridades europeas han estado promoviendo activamente la idea de crear una sociedad de gestión de activos (SGA) paneuropea, es decir, un banco malo a nivel del euro o incluso de la UE. Entre ellas figuran la Autoridad Bancaria Europea (EBA por sus siglas en inglés), el BCE, la CE y también algunos parlamentarios europeos. La EBA ha publicado la propuesta más detallada[1] entre cuyas medidas se incluyen:

• reforzar la calidad y consistencia de los datos de NPLs así como de sus colaterales

• establecer un "acuerdo marco" a nivel UE para la venta de NPLs

• establecer un régimen en la UE para el servicio de los NPLs

• apoyo para la creación de cámara de compensación que facilite la compra venta de NPLs

• establecer un plan de acción para la creación de SGA nacionales

• crear una SGA paneuropea (UE)

Europa es la región con mayor ratio de morosidad del mundo

Fuente: Moody's

El objetivo de la EBA, bien a través del establecimiento de una SGA europea o de un esquema común para SGA nacionales, es crear un mercado de NPLs eficiente a partir de una masa crítica suficiente de oferta y demanda, con el fin de evitar el contagio entre países así como de reactivar el flujo crediticio en algunos estados, cuya erosión entorpece la efectividad de la política monetaria y contiene el crecimiento económico en el mercado único. Su propuesta, que requeriría financiación pública, constaría de las siguientes fases:

• realización de un test de estrés para identificar las entidades vulnerables y la ayuda pública requerida por cada una

• evaluación del valor económico real por tipo de préstamo y zona geográfica, y comparativa con precios de mercado actuales

• transferencia de préstamos dudosos a la SGA a su valor económico real. Si dicho valor fuera superior al precio de mercado, la diferencia sería calificada como ayuda de estado

• la SGA tendría que vender los activos por su valor económico real en un plazo de tiempo determinado (p. ej. tres años). Si vendiese por debajo de dicho valor, el estado miembro asumiría las pérdidas, procediendo a la recapitalización del banco (siempre respetando la normativa de ayudas de estado que exige bail-in de instrumentos híbridos y deudores subordinados)

Esta iniciativa se enfrenta a dificultades importantes. En primer lugar, los bancos europeos están en diferentes estados en la gestión de la morosidad y sus activos son muy diferentes. Algunos países ya han creado sus propios bancos malos y en algunos sistemas bancarios la mora se ha mantenido contenida. Por otra parte, se deberían encontrar compradores para los activos e inversores en la SGA. Además, si el precio de transferencia es muy bajo los bancos podrían necesitar recapitalizarse debiendo ajustarse a la normativa de resolución vigente, lo que podría generar conflictos. De hecho, algunos expertos cuestionan el encaje dentro de la BRRD donde la figura de "recapitalización preventiva o cautelar" es compatible con entidades que presenten necesidades de capital en test de estrés o revisiones de calidad de activos oficiales, pero que cumplan los requerimientos prudenciales vigentes.

Ratio de NPL en la zona euro

Fuente: Informe anual sobre las actividades de supervisión del BCE, 2016

En la reunión de los ministros de finanzas del Eurogrupo este fin de semana, la presidencia maltesa planteará la posibilidad de introducir incentivos para que los bancos aceleren el saneamiento de sus balances. Entre las medidas propuestas figura la creación de SGA transfronterizas, que según fuentes de prensa, ya cuenta con el veto de Alemania

[1] The EU banking sector - risks and recovery A single market perspective, EBA, 30/1/2017

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal