Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

Banca / La dificultad de encontrar clientes se mantiene como la principal preocupación para las Pymes españolas desde 2014

Publicado el 06/06/2019

Descargar documento completopdf

El BCE ha publicado los resultados de la vigésima encuesta sobre el Acceso a la Financiación de las Empresas en la Eurozona correspondientes al semestre comprendido entre oct-18 y mar-19. El análisis siguiente se centra en el comportamiento de las Pymes españolas y su comparativa en alguno de los factores con la media ponderada de los países de la zona del euro. El tamaño total de la muestra fue de 11.722 empresas de la zona del euro, de las que 10.712 (91%) tenían menos de 250 empleados

Una proporción decreciente pero aún considerable de las Pymes españolas señala mejoras en su situación financiera durante el período de referencia (un 20% neto[1] vs. 24% en la encuesta anterior), porcentaje similar a la media del área euro (21% vs. 25% en la ronda anterior). Entre los grandes países de la zona del euro, el mayor porcentaje neto corresponde a Alemania (29% vs. 31% la encuesta anterior), y el menor a Italia (6% vs. 12% la encuesta anterior). 

La dificultad de encontrar clientes sigue siendo la preocupación dominante para las Pymes españolas (27%), junto con las presiones competitivas (17%) y la disponibilidad de mano de obra cualificada (16%), mientras que el acceso a la financiación se considera la menos importante (7%). En el área euro la disponibilidad de mano de obra cualificada se mantiene como el problema más importante por tercer semestre consecutivo (25%) y el acceso a la financiación como el menos relevante (8%). Esto último no se cumple en las pymes griegas, con una cuarta parte que lo menciona como su problema más importante, así como en Italia e Irlanda (ambos 9%) y Francia (8%) que tienen la segunda y tercera mayor proporción de pymes que informan que el acceso a la financiación es su principal preocupación.

La demanda de préstamos bancarios aumenta por primera vez en las tres últimas encuestas. En cuanto al resto de productos, el 11% de las Pymes españolas señala un aumento de las necesidades de leasing, el 8% de crédito comercial y el 5% de líneas de crédito. El destino principal de dichos fondos es la financiación de circulante (42%), seguido de la inversión en capital fijo (35%). Además, las pymes utilizan los fondos para contratar (23%) y capacitar a nuevos empleados (16%) y para desarrollar nuevos productos.

Por el lado de la oferta sigue la mejora en la disponibilidad de financiación externa, aunque de manera más débil que en encuestas anteriores.  El porcentaje neto de Pymes españolas que informan una mejora en la disponibilidad de préstamos bancarios desciende hasta el 16% (vs. 21% en la encuesta anterior), porcentaje muy superior a la media de la zona euro (9%) y uno de los más elevados junto a Irlanda (15%) y Portugal (14%). Como resultado, la diferencia entre la necesidad de fondos externos y la disponibilidad de los mismos (déficit (+) y/o superávit (-) de financiación)[2] sigue siendo negativa para las pymes españolas por décima ronda consecutiva (-6% vs. -9% en la ronda anterior), siendo además uno de los valores más elevados de la Eurozona (-3%), junto a Alemania y Austria (ambos -8%) y Portugal (-5%).

La proporción de Pymes españolas que ha solicitado un préstamo bancario se eleva al 29% de las encuestadas, de las que el 65% ha obtenido la totalidad del importe (68% en la encuesta anterior). Respecto a las condiciones de los préstamos, las pymes españolas señalan caída de los tipos de interés de los préstamos bancarios (porcentaje neto del -1%), pero aumento de otros costes de financiación, como gastos y comisiones (20%).


[1] Términos netos: diferencia entre el porcentaje de empresas que señalan un aumento menos las que señalan descenso

[2] Promedio ponderado de la brecha financiera entre las necesidades de financiación y la disponibilidad de préstamos bancarios, líneas de crédito, crédito comercial, capital y valores de deuda a nivel de empresa. Para cada uno de los cinco instrumentos financieros, el indicador toma el valor de 1 (-1) si la necesidad aumenta (disminuye) y la disponibilidad disminuye (aumenta).

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal