Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

Alemania / La recuperación continúa en julio

Publicado el 08/09/2020

Descargar documento completopdf

Los datos de actividad muestran que la recuperación, iniciada con fuerza tras el levantamiento de las medidas de cuarentena, se prolonga en julio, si bien empieza a detectarse una pérdida de empuje. Además, los indicadores de alta frecuencia acusan el impacto de los rebrotes y muestran, desde comienzos de agosto, un debilitamiento en el ritmo de la reactivación. Con todo, Alemania es la economía de la UEM que mejores perspectivas presenta y la que antes recuperará los niveles pre-Covid. 

Los pedidos industriales se reafirman en niveles previos a la pandemia, si bien crecieron en julio al menor ritmo de los últimos tres meses (2,8% vs 28,8%) debido a que el retroceso en los pedidos internos (-10,2% vs 35,3%) contrarresta buena parte del empuje de los externos (14,4% vs 23,6%). En cuanto a la producción industrial (sin construcción) anota un modesto incremento (2,8% vs 11,1%), que le mantiene todavía ligeramente por debajo de su nivel pre-Covid. También en los flujos comerciales se advierte una moderación en el ritmo de reactivación, si bien el avance de las exportaciones (4,7% vs 14,9%) vuelve a superar al de las importaciones (1,1% vs 7,0%), permitiendo una nueva ampliación del superávit comercial, hasta los 18.010 millones de euros, ya casi igualando el excedente registrado un año antes.

Los indicadores disponibles apuntan a que, en agosto, la recuperación en marcha perdió algo de vigor. De hecho, la producción de coches, según la estadística publicada por la patronal del sector en Alemania, cayó en 130.000 unidades, después de que en los tres meses previos se compensará la caída sufrida durante la pandemia. También los indicadores de alta frecuencia advierten de una pérdida de empuje, sobre todo en el consumo: el tráfico aéreo se mantiene, desde mediados de agosto, en torno a un 50% por debajo de lo que era hace un año; las visitas a comercios minoristas siguen estancadas en niveles casi un 20% inferiores que hace un año; y el gasto de las familias recae desde comienzos de mes, hasta niveles entre un 5%-10% inferiores a 2019. Sin embargo, hay que destacar positivamente que el kilometraje de los camiones (usado como proxy de la producción industrial), a cierre de agosto, se mantenga muy próximo a los registros pre-Covid; y que el gasto en electricidad diario haya superado, durante buena parte del mes, lo registrado en media del mes durante 2015-2019. También el índice semanal de actividad elaborado por la oficina federal de estadística muestra una significativa mejora que, no obstante, apenas compensa la mitad de la caída sufrida en los momentos más duros de la pandemia.

Por tanto, parece claro que la evolución de la economía en el 3T20 será claramente positivo, y que ésta se verá reforzada por la entrada en vigor de las medidas de estímulo fiscales aprobadas por el gobierno alemán, como puede ser la bajada del IVA, la entrega de un cheque de 300 euros por hijo o la decisión de alargar los esquemas de regulación de empleo 12 meses más, hasta finales de 2021: revisamos al alza el crecimiento del PIB en el 3T20 hasta el 7,0% trimestral, tras el retroceso del 10,1% del 2T20, lo que limitaría la caída en media de 2020 hasta el 5,8% (-8,3% estimado en julio).

En cualquier caso, la evolución de la pandemia sigue siendo la clave y la multitud de rebrotes que se está produciendo, no solo en Alemania, sino en buena parte de países europeos representa una seria amenaza en los próximos meses, que podría limitar la intensidad de la recuperación que se anticipa para el próximo año.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal