Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

Alemania / La debilidad de la industria persiste

Publicado el 08/05/2019

Descargar documento completopdf

Los indicadores de actividad industrial mostraron un comportamiento mixto en marzo, si bien coinciden en mostrar un comienzo de año muy débil para el sector. Las perspectivas para la industria no son demasiado halagüeñas, según apuntan los principales indicadores de confianza el sector.

Los pedidos industriales volvieron a decepcionar, al crecer en marzo casi la mitad de lo esperado, después de dos meses de abultadas caídas (0,6% vs -6,1% acumulado en enero-febrero), cerrando el peor trimestre de la última década. Por destino, se confirma la apatía de los internos, con tres meses consecutivos de caída (-4,2% vs -1,4% en enero y febrero). Por su parte, los pedidos externos compensan parte de las fuertes caídas de los dos meses previos (4,2% vs -8,4% acumulado en enero-febrero), gracias a la recuperación de los pedidos de la UEM (8,6%) y, en menor medida, de fuera de la UEM (1,4%). La producción industrial sorprendió al aumentar en marzo, frente al descenso previsto, pero se revisa a la baja el dato anterior (0,5% vs 0,4% en febrero). El balance del 1T19 es positivo (0,5% vs -1,0% 4T18), pero la señal es muy débil, ya que todo el crecimiento registrado en este inicio de año se explica por el dinamismo de la construcción, mientras que la producción manufacturera sigue cayendo (3,9% y -0,3% en el 1T19, respectivamente).

Por su parte, el sector del automóvil sigue atravesando un momento bastante delicado: en marzo, la producción de vehículos de transporte creció un modesto 0,5%, insuficiente para compensar el retroceso del 2,1% acumulado en los dos meses previos. La industria del automóvil se enfrenta el 18 de mayo a una decisión clave: la administración Trump podría subir el arancel hasta un 25% a la importación de vehículos, si, tras el informe del Departamento de Comercio, considerase un asunto de Seguridad Nacional proteger a su industria automovilística. Alemania sería una de las economías más afectadas del mundo: es el primer fabricante de la UE y en 2018 fabricó unos 5,0 millones de vehículos, de los que exporta casi el 78%. El sector del automóvil supone un 7,5% del VAB y genera unos 820.000 puestos de trabajo, entre directos e indirectos, cerca del 2,0% del empleo total. Alemania es la economía europea más expuesta al mercado estadounidense, al que destina más del 11% de todos los coches que exporta, un 0,8% del PIB. El instituto alemán Ifo estima que, si se aplicara el arancel del 25%, el valor añadido del sector del automóvil se reduciría casi un 5% y el PIB caería en torno a 0,2 p.p. (considerando solo los efectos directos).

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal