Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

Alemania / La actividad se reactiva con fuerza tras la hibernación

Publicado el 07/08/2020

Descargar documento completopdf

Los datos de actividad de junio confirman una evolución de “menos a más” a lo largo del 2T20, confirmando la reactivación de la economía tras el levantamiento progresivo de las medidas de restricciones impuestas para frenar la evolución la pandemia. Los indicadores de alta frecuencia apuntan a que esta recuperación se afianza en los inicios del 3T20. Sin embargo, los rebrotes que se está produciendo representan una amenaza que podría limitar notablemente la intensidad de la recuperación en marcha.

 

Los cierres de actividad y las medidas de cuarentena impuestas tanto en Alemania como en el resto del mundo durante la mayor parte de abril anticipaban un desplome sin precedentes de la economía que se vio confirmado con la publicación del PIB del 2T20 (-10,1% trimestral). Sin embargo, el progresivo levantamiento de las restricciones a partir de mayo fue permitiendo una reactivación de la actividad que se ve reflejada en una evolución de “menos a más” en los indicadores mensuales.

Pedidos, producción industrial y exportaciones

Los pedidos industriales aumentaron con fuerza en junio (27,9% vs 10,6%) y ya superan los niveles de marzo; y el crecimiento de la producción industrial (sin construcción) en mayo (10,3%) y junio (11,1%), compensa el descalabro de abril (-21%), pero todavía siguen en torno a un 3,0% por debajo del nivel de marzo. También los flujos comerciales se benefician del levantamiento de las restricciones a nivel global: en junio, las exportaciones aumentaron casi un 15% y las importaciones un 7,0%. Este resurgimiento de las exportaciones se ha traducido en una notable ampliación de la balanza comercial hasta los 14.500 millones de euros, casi el doble que el mes previo, pero todavía un 19% inferior al superávit alcanzado un año antes.

La producción de coches aumentó

Además, los indicadores disponibles apuntan a que se esta recuperación se mantuvo durante el mes de julio. De un lado, la producción de coches, según datos publicados por la patronal del sector en Alemania, aumentó en julio en más de 33.000 unidades, el mejor registro para ese mes de los últimos cinco años, lo que sumado al fuerte incremento de mayo y junio hace que, prácticamente, se haya compensado el retroceso sufrido por la producción de coches durante la “cuarentena”. Asimismo, los indicadores de alta frecuencia también lanzan un mensaje positivo para la actividad en julio y comienzos de agosto: el gasto agregado de las familias a finales de julio prácticamente había igualado el registrado un año antes; el consumo diario de electricidad se fue recuperando desde finales de junio para cerrar a finales de julio el pequeño gap negativo que se observaba respecto al consumo medio durante 2015-2019 para el mismo periodo; y el kilometraje de los camiones (usado como proxy de la producción industrial) a cierre de julio ya está muy cerca de los registros preCovid. Este mensaje positivo se ve reforzado por la evolución del índice semanal de actividad elaborado por la oficina federal de estadística alemana, que muestra que, a comienzos de agosto, el crecimiento casi había alcanzado crecimiento medio de largo plazo (ver gráfico).

Indicador de actividad semanal en Alemania

Por tanto, todo apunta a que el crecimiento en el 3T20 será positivo, y que éste se verá reforzado por la entrada en vigor de las medidas de estímulo fiscales aprobadas por el gobierno alemán y que, en conjunto, ascienden a casi un 9,0% del PIB: la economía podría crecer en el 3T20 entre un 4,0%-6,0%, tras el -10,1% del 2T20.

Los indicadores de alta frecuencia son la pista para anticipar cambios

Sin embargo, la evolución de la pandemia sigue siendo la clave en la futura evolución de la economía y la multitud de rebrotes que se está produciendo, no solo en Alemania, sino en buena parte de las economías europeas, amenaza con obligar a dar marcha atrás a alguna de las medidas de apertura ya aplicadas. Habrá que seguir atentos a la evolución de los indicadores de alta frecuencia para anticipar cambios en la senda de recuperación ya iniciada.

Comercio exterior de Alemania y producción de coches en Alemania  

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal