Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

Alemania / La actividad industrial afronta un final de año difícil

Publicado el 10/12/2019

Descargar documento completopdf

Los datos de actividad industrial volvieron a decepcionar en octubre y confirman la delicada situación del sector. Como contrapunto, las exportaciones sorprendieron positivamente en octubre y permiten confiar en que la demanda externa vuelva a tener una aportación positiva, clave para el crecimiento del PIB en el último tramo del año.

Los pedidos industriales decepcionaron, al retroceder en octubre (-0,4% vs 1,5%), debido a que las caídas en los pedidos nacionales (-3,2% vs 1,6%) y de fuera de la UEM (-4,1% vs 3,5%) más que compensaron el extraordinario repunte de los pedidos de la UEM (11,1% vs -1,5%).

La producción industrial también defraudó (-1,7% vs -0,6%), debido al retroceso en construcción (-2,8% vs 2,5%) y en la producción manufacturera (-1,6% vs -1,4%), muy afectada por la caída en la producción de bienes de capital (-4,4% vs -1,6%).

Por su parte, el sector del automóvil sigue dando malas noticias: en octubre, la producción de vehículos de transporte sufrió su mayor caída en cinco meses (-5,6% vs -0,7%), si bien es factible cierta corrección en noviembre, tal y como apunta la recuperación en la producción de turismos en ese mes (4,4%, según datos de la patronal alemana del automóvil). Parece que la decisión de EEUU de aplazar hasta mediados de 2020 su anuncio acerca de la imposición de aranceles a los coches importados no ha sentado bien al sector, que ve como se prolonga la incertidumbre otros seis meses, por lo menos.

Entre tanta noticia negativa, hay que destacar, positivamente, la evolución de las exportaciones: en octubre, volvieron a aumentar con fuerza (1,2% vs 1,5%), permitiendo que el superávit comercial, en términos ajustados, se ampliara hasta los 20.600 millones de euros, máximos desde marzo del pasado año. Este impulso de las exportaciones hace factible que el sector exterior vuelva a tener una aportación positiva al crecimiento en el 4T19, que podría compensar la debilidad que se intuye para la demanda interna: en octubre, las ventas minoristas registraron la mayor caída del año (-1,9% vs 0,0%) y las importaciones se estancaron (0,0% vs 1,2%).

En balance, los datos de octubre confirman de nuevo la debilidad del sector industrial, que parece no haber tocado el suelo que empiezan a anticipar las principales encuestas de opinión del sector. Por el momento, la apatía de la industria seguiría compensándose con un crecimiento positivo en el sector servicios (en línea con el dinamismo que sigue mostrando el mercado de trabajo), lo que permitiría que el PIB registre crecimientos positivos en el 4T19, aunque muy modestos y similares al 0,1% del 3T19.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal