Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

Alemania / Débil inicio de año en industria y sector exterior

Publicado el 09/03/2018

Descargar documento completopdf

Los indicadores de actividad industrial y del sector exterior de enero defraudaron las expectativas, si bien puede explicarse por factores puntuales: unas temperaturas inusualmente elevadas para la época y el mayor impacto por la cada vez más habitual prolongación de las fiestas navideñas. De hecho, los elevados niveles que marcan los diferentes indicadores de sentimiento empresarial apuntan a una reactivación en los próximos meses.

Los pedidos industriales decepcionaron al retroceder en enero un 3,9%, tras subir un 3,0% el mes previo. Destaca que todas las partidas registran caídas, más o menos abultadas: los internos descendieron un 2,0%, tras haber crecido en los cuatro meses previos sólo un 1,4%; los de la UEM retrocedieron un 5,9%, tras aumentar un 6,2% en diciembre; y los de fuera de la UEM un 3,8%, frente al avance del 3,2% previo. La producción industrial encadena su segunda caída (-0,1% vs -0,5%), pero esta debilidad se explica por el retroceso en la producción de bienes intermedios (-1,2% vs 0,6%) y energía (-3,3% vs 0,4%).

Las exportaciones cayeron un 0,5%, tras estancarse el mes previo, y las importaciones descendieron otro 0,5%, después de tres meses creciendo a un ritmo medio del 1,7%. En consecuencia, el superávit comercial, en términos ajustados, se mantuvo en 21.300 millones de euros y apunta a que el sector exterior puede seguir siendo uno de los motores del crecimiento alemán (en el 4T17 aportó 0,5 p.p. de un avance del 0,6% trimestral del PIB)

En balance, los datos publicados no modifican el escenario de crecimientos dinámicos que manejamos para la economía alemana y que son compatibles con los elevados niveles en los que se sitúan los indicadores de clima.

Por otra parte, la UEM y, sobre todo Alemania, por sus elevados y persistentes superávit comerciales están en el foco de las políticas proteccionistas de Trump. Si bien parece haber rebajado el tono en las últimas sesiones, ha aumentado la preocupación por la posibilidad de una guerra comercial. Al anuncio de subidas de aranceles en el acero y el aluminio por parte de Trump, la UEM declaró que tomaría medidas similares para las importaciones estadounidenses de Harley, Bourbon y Levi's, a lo que Trump reaccionó señalando que podría introducir un arancel del 25% a los coches importados de Europa. El sector del automóvil es vital en la economía alemana: representa casi el 20% de la industria y cerca del 14% de su producción se exporta a EEUU, su mayor mercado fuera de la UE.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal