Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

Alemania / Claro debilitamiento de la economía

Publicado el 08/07/2019

Descargar documento completopdf

Los datos de mayo inciden en la debilidad de la economía en el 2T19: la industria acentúa su deterioro, el consumo privado da señales de agotamiento y el sector exterior sigue acusando el impacto de la desaceleración global y las medidas proteccionistas. En consecuencia, revisamos a la baja en 0,2 p.p. el crecimiento estimado en 2019, hasta un 0,7%.

Los pedidos industriales cayeron en mayo mucho más de lo esperado (-2,2% vs 0,4% en abril) y van camino de cerrar otro trimestre en negativo. Por destino, sólo los pedidos nacionales lograron crecer, pero marginalmente, tras cuatro meses consecutivos de caídas (0,7% vs -8,2% acumulado en enero-abril), al tiempo que los pedidos de la UEM (-1,7% vs -5,6%) y los de fuera de la UEM (-5,7% vs 5,4%) retrocedieron. La producción industrial no se recupera de la fuerte caída del mes previo (0,3% vs -2,0%), por la falta de impulso en manufacturas (0,9% vs -1,9%) y por la corrección que muestra construcción (-2,4% vs -1,8%), uno de los principales responsables del buen resultado del 1T19.

Por su parte, el sector del automóvil sigue atravesando por un momento delicado: en mayo, la producción de vehículos de transporte logra aumentar un 7,4% (-6,4% en abril), pero todavía en niveles un 6,5% inferiores a los de hace un año y el fuerte retroceso de la producción de coches en junio (-16%, según publica la patronal del coche alemán) anticipa que el repunte del abril será puntual. Es factible que la entrada en vigor del acuerdo comercial con el Mercosur (ha de aprobarse todavía por el Parlamento europeo) impulse la industria del automóvil en el medio plazo, gracias a la eliminación gradual en los próximos 5-10 años de los aranceles impuestos a los coches europeos (35% actual).  

Tampoco las noticias del sector exterior son positivas: las exportaciones no logran superar la caída del mes previo (1,1% vs -3,4%), la nueva caída de las importaciones (-0,5% vs -0,9%) puede alertar de cierto enfriamiento de la demanda interna y la evolución mostrada por el superávit comercial apunta a que la demanda externa tendría una aportación negativa al crecimiento del 2T19. Por último, las ventas minoristas volvieron a caer (-0,6% vs -1,1%) y en lo que va del 2T19 se sitúan en niveles un 1,0% inferiores al 1T19, lo que apunta a que el consumo privado se frenaría hasta tasas más sostenibles, tras el extraordinario resultado de comienzos de año (1,2% trimestral vs 0,3%, de media de largo plazo).

En balance, todo apunta a un significativo enfriamiento de la actividad en el 2T19, lo que nos lleva a revisar a la baja el crecimiento estimado para 2019 en 0,2 p.p., hasta el 0,7%, en línea con la nueva previsión del 0,6% publicada por el Bundesbank. Este menor impulso para Alemania restaría 0,1 p.p. al crecimiento para la UEM, que ahora situamos en el 1,1%.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal