Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

Alemania / Buena marcha de la recuperación de la industria en agosto

Publicado el 08/10/2020

Descargar documento completopdf

La mayoría de los datos de actividad han sorprendido positivamente en agosto, reforzando la señal positiva que ya se tenía para el 3T20. Sin embargo, el fuerte aumento de los brotes, tanto en Alemania como en buena parte de Europa, amenazan con limitar la intensidad de la recuperación en los meses finales de este año. De hecho, los indicadores de alta frecuencia ya empiezan a acusar las consecuencias de este agravamiento de la pandemia, sobre todo, en aquellas actividades más vinculadas con el ocio y el turismo. En cualquier caso, Alemania es una de las economías de la UEM que mejores perspectivas presenta y será de las primeras en recuperar los niveles previos a la pandemia.

Los pedidos industriales superaron las expectativas en agosto (4,5% vs 3,3% en julio) y marcan el nivel más elevado desde el inicio de la pandemia. Los pedidos del exterior vuelven a dar la señal más positiva (6,5% vs 15,2%), sobre todo los del resto de la UEM (14,6% vs 8,3%), mientras que los internos siguen mostrando una elevada erraticidad (1,7% vs -10,1%). El tirón de los pedidos permite matizar la señal negativa de la inesperada caída de la producción industrial (-0,7% vs 3,1%, sin construcción), acusando la debilidad de los bienes de capital (-3,6% vs 2,7%). También los flujos comerciales sorprendieron al mostrarse más dinámicos de lo esperado en agosto: las exportaciones aumentaron un 2,4% y las importaciones un 5,8%, lo que hace que el superávit comercial caiga hasta 15.740 millones de euros (18.040 millones en julio). Hay que señalar que el crecimiento de las exportaciones ha ido de "más a menos" desde junio, acusando la pérdida de empuje que los países europeos, sus mayores socios comerciales, están mostrando a consecuencia de los rebrotes.

Además, los indicadores de alta frecuencia en Alemania advierten de una pérdida de empuje en los últimos meses, sobre todo, en consumo. Por ejemplo, las reservas de vuelos no logran remontar y desde comienzos de agosto siguen siendo la cuarta parte de lo que suponían en 2019 para las mismas fechas, las vacantes de empleo anunciadas son casi un 20% inferiores que hace un año y el aumento de casos en lo que va de octubre amenaza con truncar la importante recuperación que se había logrado en restauración y ocio. Más positivas siguen siendo las señales que llegan de la industria: la producción de coches, según la estadística que publica la patronal del sector alemán, aumentó septiembre en más de 166.000 unidades, más que compensando la caída de agosto y alcanzo el máximo nivel de producción desde noviembre del pasado año. También hay que tener en cuenta que la demanda diaria de electricidad supera modestamente, desde finales de agosto, los niveles registrados para esas mismas fechas en el periodo 2015-2019; y el kilometraje de los camiones (usado como proxy de la producción industrial) supera en casi un 5,0% los niveles pre-Covid.

En balance, la evolución de la economía hasta finales de septiembre era positiva, lo que reforzaba las previsiones de reactivación que se manejaban para el 3T20. Sin embargo, desde finales de septiembre está señal se viene debilitando a consecuencia de la mala evolución de la pandemia e, incluso, el indicador semanal del Bundesbank recoge este freno de la actividad que, no obstante, todavía permanece en referencias elevadas. Por el momento, anticipamos un crecimiento del PIB en el 3T20 del 7,2% trimestral, tras el -9,7% del 2T20. Para el 4T20 mantenemos de momento una previsión de un avance del 2,0% del PIB, si bien cada vez hay más riesgos a la baja y la evolución de la pandemia será la que determine el sentido de futuras revisiones del escenario.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal