Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

España / Los alimentos llevan la inflación a máximos de cuatro meses

Publicado el 11/10/2017

Descargar documento completopdf

Por segundo mes consecutivo, la inflación repuntó en septiembre, dos décimas hasta el 1,8%, la tasa más alta desde mayo, debido al encarecimiento de algunos bienes (publicaciones, objetos recreativos) y servicios (paquetes turísticos), pero, fundamentalmente, de los alimentos frescos, sobre todo frutas. En cambio, la tasa de los productos energéticos quebró la senda alcista de los meses anteriores, gracias al buen comportamiento de carburantes, gas y electricidad. Por su parte, el diferencial con la UEM cae a mínimos de tres meses (0,3 puntos) y la tasa subyacente se estabiliza en el 1,2% (una décima por debajo de la eurozona).

Para los próximos meses mantenemos nuestra previsión de moderación de las tasas de inflación hasta cerrar el año cerca del 1%, gracias a la corrección de los precios de los productos energéticos, que en el tramo final de 2016 registraron una fuerte subida; en consecuencia, la media anual sería del 1,9%.

La tasa de inflación de la alimentación se aceleró con intensidad, un punto hasta el 1,3%, la más alta desde marzo, impulsada por los alimentos frescos, cuya tasa abandona el terreno negativo de los dos meses anteriores y se eleva hasta el 2,2% (-1,6% anterior): los principales responsables de este fuerte repunte son legumbres, hortalizas y, en especial, frutas. Por lo que respecta a la tasa de los elaborados, se ralentizó dos décimas hasta el 0,9%, debido, sobre todo, al comportamiento desinflacionista de productos lácteos y preparados de legumbres y hortalizas.

   

En cuanto a la inflación de los bienes industriales no energéticos, aumentó levemente (una décima) hasta el 0,1%. A este resultado contribuyeron, sobre todo, objetos recreativos, publicaciones, algunas prendas de vestir y muebles.

La inflación de los servicios también repuntó ligeramente, una décima hasta el 1,8%, impulsada, especialmente, por los precios relacionados con el turismo y la hostelería; en concreto, destacan los de los paquetes turísticos, que este año han bajado menos que en sep-16. En cambio, los precios relacionados con la vivienda se ralentizaron, ya que la electricidad y el gasóleo para calefacción suben menos que hace un año, mientras que el gas se abarata, en contraste con la subida de sep-16.

Los precios de los productos energéticos crecen un 5,8% interanual, medio punto menos que en agosto, como consecuencia del comportamiento antes comentado de electricidad y gas, a lo que se añade también la menor subida, respecto al pasado año, del precio de carburantes y combustibles.

Por último, la inflación armonizada (IPCA) cayó dos décimas hasta el 1,8%, de modo que el diferencial con la UEM se recorta en la misma cuantía y se sitúa en 0,3 puntos, el más bajo desde junio. 

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal