Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

EEUU / La inflación subyacente desciende en mayo por cuarto mes consecutivo

Publicado el 15/06/2017

Descargar documento completopdf

La inflación vuelve a descender en EEUU y no sólo por el abaratamiento de la energía, sino que la subyacente sigue moderándose y pone de manifiesto la ausencia de presiones sobre los precios en el corto plazo.


La inflación descendió en mayo más de lo esperado hasta 1,9% desde 2,2% (el consenso esperaba que se mantuviera por encima del 2,0%). Además, la caída ha sido generalizada entre partidas: la subyacente (excluye energía y alimentos) descendió por cuarto mes consecutivo (1,7% vs 1,9%) y pone de manifiesto las escasas presiones inflacionistas en la economía americana.

Entre las partidas más volátiles, el comportamiento está siendo desigual. Energía continúa moderándose (5,4% interanual vs 9,3%), a medida que el efecto base va perdiendo fuerza: pasó de aportar 0,5 p.p. a la general de abril a tan solo 0,3 p.p. en mayo. Por su parte, alimentación se recupera de los mínimos registrados en enero (-0,1%) y es una de las pocas partidas que aumenta en mayo (0,9% vs 0,6%).

Entre el resto de partidas, el descenso ha sido generalizado. La mayor parte de la caída en la subyacente en los últimos meses se explica por el componente de salud y ocio, que ha pasado de aportar 0,6 p.p. en marzo a apenas 0,4 p.p. en mayo. Mención aparte merece la partida de educación y comunicaciones: educación se encuentra en mínimos en la serie disponible y comunicaciones está en negativo desde octubre de 2016, por la fuerte competencia en precios entre las grandes operadoras de telecomunicaciones. Por su parte, vivienda también descendió y parece haber encontrado un techo: se ha mantenido creciendo a ritmos del 3,0%-3,2% en lo que llevamos de año.

El descenso de la inflación en mayo fue algo mayor de lo esperado y revisamos levemente a la baja nuestro escenario de corto plazo (-0,1 p.p. mensual en los próximos meses respecto a la estimación anterior). En cualquier caso, no esperamos que la general se aleje significativamente de los niveles actuales a lo largo del año (podría mantenerse en el rango 2,1%-1,9%), excluyendo el repunte puntual esperado en agosto (de nuevo, mayor efecto base en energía). Tampoco es previsible que la inflación subyacente descienda mucho más en los próximos meses, teniendo en cuenta que la economía se encuentra cerca del pleno empleo (la tasa de paro está en mínimos de 2001).

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal