Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

EEUU / La economía repunta en el segundo trimestre y supera el bache de principios de año gracias al consumo

Publicado el 31/07/2017

Descargar documento completopdf

La economía vuelve a crecer por encima del potencial en EEUU, gracias a la fortaleza del consumo de las familias y de la inversión no residencial y en bienes de equipo.

 

La economía creció un 2,6% anualizado en el 2T17, lo que supone una clara aceleración desde el +1,5% en media registrado en 4T16-1T17. Además, la composición del crecimiento es más saludable, con una demanda interna creciendo a ritmos muy dinámicos.

El consumo explica la mayor parte de la aceleración de la economía: creció un 2,8% anualizado y pasó de aportar 1,3 p.p. al crecimiento del 1T17 a sumar ahora 1,9 p.p. El repunte del gasto responde a la mejora de la capacidad de compra (descenso de la inflación), al aumento de la renta disponible (creciendo en torno al 4% anual), a la mejora de la riqueza (gracias a los activos en bolsa) y al buen momento del mercado laboral (180.000 empleos en media mensual desde enero), lo que se refleja en los elevados niveles de confianza de las familias (en máximos pre-crisis).

La inversión en bienes de equipo creció con fuerza por segundo trimestre consecutivo (8,2% vs 4,4%), recogiendo el elevado optimismo empresarial y los buenos resultados de las empresas, así como la reactivación del sector manufacturero y de la demanda global. Cabe destacar la fortaleza que sigue mostrando la inversión no residencial (5,2% vs 7,2%), lo que refleja el buen momento de la industria energética.

Por el contrario, la inversión residencial supone una de las mayores decepciones del dato: cayó con fuerza (-6,8%, el peor registro desde que inició su actual proceso de recuperación), si bien es cierto que lo hizo tras crecer con fuerza en el 1T17 (11,1%). Cabe señalar que la vivienda iniciada ha caído durante los últimos 3 meses consecutivos. La confianza de los promotores se mantiene en niveles muy elevados, pero se reconoce la dificultad de encontrar mano de obra cualificada o suelo atractivo para nueva construcción. Sin embargo, el margen de mejora de la oferta es elevado, la demanda sigue comportándose mejor que la oferta y los precios son elevados, por lo que siguen existiendo incentivos a una continua expansión de la inversión residencial.

Las existencias tuvieron una aportación nula al crecimiento, tras haber sido un lastre significativo en el 1T17 (-1,5 p.p.). Excluyendo el efecto de esta variación, las ventas finales mantuvieron un ritmo de crecimiento bastante elevado (2,4% en el 1T7 y en el 2T17)

El sector exterior no termina de beneficiarse de la debilidad del dólar: mantuvo estable en 0,2 p.p. su aportación al crecimiento tanto en el 1T17 como en el 2T17. Este resultado se debe a que la moderación de las exportaciones (4,1% vs 7,3%) se compensa con el enfriamiento de las importaciones (2,1% vs 4,3%).

La aceleración de la economía en el 2T17 frente a la decepción del 1T17 no hace más que reflejar el comportamiento del consumo de las familias: fuerte enfriamiento del gasto a principios de año por la pérdida de poder adquisitivo, el menor gasto en energía y los menores ingresos fiscales; frente a un 2T17 donde el consumo ha retomado ritmos cercanos al 3,0% (tras revertirse los factores anteriores). Esta situación no se extenderá al resto del año, de tal manera que pensamos que el crecimiento del PIB se moderará levemente hacia ritmos más cercanos al 2,0% trimestral durante la segunda mitad del año.

Con la publicación del dato del 2T17 se ha llevado a cabo la revisión anual de la serie, que implica cambios desde 2014. Con la nueva estadística, el crecimiento en 2014 no sufre cambios (2,4%), mientras que el de 2015 se revisa 0,4 p.p. al alza, hasta 2,9%, y el de 2016 se recorta 0,1 p.p. hasta 1,5%.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal