Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

EEUU / La confianza empresarial se modera levemente en noviembre desde máximos en el ciclo

Publicado el 05/12/2017

Descargar documento completopdf

La encuesta ISM también desciende en el caso de los sectores no manufactureros, si bien, más que un deterioro preocupante en las expectativas empresariales, supone una corrección a la baja después de los máximos de meses anteriores.


El ISM no manufacturero retrocedió de forma significativa en noviembre
(57,4 vs 60,1), si bien es cierto que lo hace desde los máximos en el ciclo registrados en octubre y, en gran medida, debido a la distorsión que ha supuesto en la encuesta los fuertes temporales de septiembre. Por el momento, el balance de lo que llevamos de trimestre es muy positivo (58,8 en octubre-noviembre vs 56,3 en el 3T17) y los niveles actuales son consistentes con un crecimiento del PIB en torno al 3,0%-3,5% en el último trimestre del año.

La lectura entre partidas recoge un deterioro generalizado en noviembre. Sin embargo, los componentes de actividad (-0,8 puntos hasta 61,4), pedidos (-4,1 puntos hasta 58,7) y, en menor medida, empleo (-2,2 puntos hasta 55,3), permanecen en niveles muy elevados y no se puede hablar de un cambio preocupante en el sentimiento empresarial. Al igual que ocurría en la encuesta para el sector manufacturero, gran parte del descenso se explica por la distorsión que ha supuesto la temporada de huracanes sobre el tiempo de reparto de los proveedores (inflando el registro de septiembre y cayendo con fuerza ahora en noviembre).

Entre sectores, solo dos de los 18 considerados registran una situación menos favorable respecto a octubre: servicios profesionales y de gestoría y sectores primarios. Por el contrario, destacan de forma positiva los sectores minoristas, de provisión de servicios básicos, de transportes y el residencial, entre otros. Mención aparte merece la industria extractiva, que recoge un deterioro en la partida de actividad y que parece arrastrar aún las consecuencias negativas de los temporales del 3T17.

En balance, el descenso generalizado entre sectores de la encuesta ISM (el 1 de diciembre se conoció el descenso del ISM manufacturero) no preocupa demasiado, teniendo en cuenta que se produce desde máximos y por culpa de factores exógenos y puntuales. Además, los niveles actuales de ambas encuestas son consistentes con un crecimiento por encima del 3,0% para el 4T17, es decir, levemente por encima de nuestras expectativas.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal